Temas Especiales

31 de Oct de 2020

Más Deportes

La boda de Mosquera: el amor traspasó los barrotes

PANAMÁ. En un episodio inédito en la historia del boxeo panameño, un ex campeón mundial contrajo matrimonio en una cárcel.

PANAMÁ. En un episodio inédito en la historia del boxeo panameño, un ex campeón mundial contrajo matrimonio en una cárcel.

Al mediodía de ayer en el Centro Penitenciario El Renacer, Vicente Mosquera se casó en ceremonia civil con Ligia Elena Aparicio, en un acto que congregó a gran cantidad de pugilistas y medios de comunicación social.

Ante Graciela Almanza, jueza tercera municipal de familia, Vicente y Ligia Elena formalizaron su unión conyugal, entre aplausos y vítores de los concurrentes. Como padrinos actuaron el promotor Rogelio Espiño y la señorita Katrina Campos.

Mosquera, ex campeón mundial superpluma, permanece recluido en El Renacer desde hace más de dos años, en espera de ser llamado a juicio por un caso de riña tumultuaria, que originó la muerte de un ciudadano en Puerto Caimito.

Por momentos, el escenario triste y frío de la cárcel dio paso a la ilusión y esperanza que rodea una ceremonia nupcial. Ambos, modestamente vestidos, se dieron el sí, se colocaron los anillos de matrimonio y se mezclaron en un amoroso beso, jurándose amor eterno.