Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Más Deportes

Una confesión de Franz Wever

Una vez le informo a mis selectos y distinguidos lectores, tanto nacionales como internacionales, que son los responsables de la credibi...

Una vez le informo a mis selectos y distinguidos lectores, tanto nacionales como internacionales, que son los responsables de la credibilidad de que goza el Coctel desde su inicio, por la absoluta independencia que he mantenido en el periodismo deportivo, es lo que me dota de la autoridad moral para señalar todo lo que considero lesivo al deporte, siempre alertando que no soy dueño de la verdad y a veces pudiera estar equivocado.

Si bien es cierto que asesoré hasta el último minuto al COP presidido por Miguel Sanchiz para que ganara la presidencia del COP en las elecciones del 8 de marzo de 2008, fue en base a la premisa de respaldar a la menos mala de las dos opciones, para que el COP no cayera en manos de Ramón Cardoze y el PRD. Señalo que leí con asombro las declaraciones de Franz Wever, secretario general del COP, al colega Roger González de ‘Mi Diario’ con título: ‘Ecuador quiere los Juegos’. En la parte final dijo: ‘Nosotros habíamos hecho un acuerdo con Carrera sobre la presidencia de la ODEBO, pero al parecer ahora él quiere la sede de los XVII JB’. Esa ‘confesión’ más que una denuncia de Wever, cuestiona la ética y juego limpio del Movimiento Olímpico, me obliga a revivir las palabras de la Ministra de Deportes del Ecuador, Sandra Vela Dávila, que denunció el sábado 8 de mayo 2010, en la IV Convención del Deporte Olímpico Panamericano, en Mérida, Yucatán, México, a la ODEBO y a Danilo Carrera, presidente del Comité Olímpico de Ecuador, y señaló tanto a la ODEBO como a Carrera, de poco serios e irresponsables, calificando de dudoso al proceso eleccionario del 5 de mayo, en Mérida, para escoger la sede de los XVII JB del 2013. Los delegados de Panamá no ripostaron. Agregó: ‘Como ex atleta, me gusta ganar en la cancha de juego’. Si Wever afirma que ‘hubo un acuerdo sobre la presidencia de la ODEBO’, es evidente que tuvo que ser a cambio de algo. No lo sé. Estuve presente en Mérida, y puedo afirmar que el proceso eleccionario dejó muchas dudas y quizás justificó la denuncia de la ministra Sandra Vela. El pres. Danilo Carrera dirigió las presentaciones de Panamá, Ecuador y Venezuela, de sus propuestas para la sede. No comparto lo que afirmó Wever que la presentación de Ecuador era una propuesta endeble; al contrario, era el único de los 3 países que tenía la mayoría de las instalaciones listas.

Lo curioso fue que se decretó un receso para una votación que nunca se dio. Más bien anunciaron lo que era lo más lógico al inicio, la descalificación de Ecuador que no hizo el abono de $10 mil a tiempo, y Venezuela, por la falta de la certificación del Gobierno de aceptación de la sede. El disgusto y suspicacia se dio en base a que si se sabía que 2 de los 3 aspirantes (Ecu. Ven.) tenían impedimentos, hubo silencio. La correlación de los votos según mis averiguaciones era como sigue: Panamá tenía 2 votos seguros, el de casa y de Perú. Venezuela tenía a Colombia, y es evidente que Danilo Carrera tenía que votar por su país, Ecuador. El voto decisivo parecía ser el de Bolivia, y como botaron al amigo de Samaniego y Sanchiz, Jorge España, y el que estaba presente era Edgar Claure de Bolivia, y enemigo de Sama, dudo que votaría por Panamá. Si las cartas de Danilo Carrera al pres. Martinelli, tienen el aval de Sanchíz y Sama. ¿Y la denuncia de Wever?