Temas Especiales

25 de Feb de 2021

Más Deportes

Nota final del homenaje a J.A.S.

Siendo todos los atletas ‘el corazón del Movimiento Olímpico’, como fue plasmado en parte de la primera de las 66 Recomendaciones del XI...

Siendo todos los atletas ‘el corazón del Movimiento Olímpico’, como fue plasmado en parte de la primera de las 66 Recomendaciones del XIII Congreso Olímpico, celebrado en octubre del 2009, en Copenhague, bajo el lema de ‘El Movimiento Olímpico en Sociedad’, no tengo duda de que el homenaje que la Revista Olímpica, publicación oficial del Movimiento Olímpico, le rindió a SE Juan Antonio Samaranch, representa un documento histórico y de consulta para los atletas, también considerados la generación del relevo. Ojalá los CONs de los países latinos a que pertenezco hablen a sus atletas y gente joven sobre el legado de Juan Antonio Samaranch.

‘Destaca la Revista Olímpica que un año después de establecer su residencia en Lausana para dirigir personalmente el COI, el cambio de la dirección del Movimiento era evidente; se eligieron a las primeras mujeres miembro del COI. Pirjo Haggman y Flor Isava Fonseca. Al término de su presidencia, 17 mujeres eran, o habían sido miembros del COI. Creía que el deporte femenino debía obtener un mayor reconocimiento y en 1995 creó un grupo de trabajo que más tarde se convertiría en la comisión mujer y deporte, para que asesorara a la comisión ejecutiva. También se vivió un aumento espectacular del número de pruebas y deportes femeninos, como el maratón, el ciclismo en pista o el judo. JAS también deseaba que los principales competidores participaran más activamente. Por eso, en 1981 invitó a un pequeño grupo de atletas al Congreso Olímpico de Baden-Baden’.

El mismo año creó la comisión de atletas, cuya misión era proponer recomendaciones a la comisión ejecutiva. Como parte de las reformas de 2000, se decidió que algunos atletas en activo podían ser nombrados miembros del COI. En 1994, creó una organización mundial independiente, la Asociación Mundial de Olímpicos. Era consecuente de que los Juegos Olímpicos deberían contar con la élite del deporte, independientemente de si las personas recibían una remuneración por su actividad, por lo que, con sansatez, dejó la cuestión de la clasificación a las FI, la que facilitó la participación de profesionales en deportes como tenis que volvió a formar del programa en 1988. Después de 64 años, el baloncesto en 1992, y hockey sobre hielo en 1988. Para hacer frente a esta expansión y por razones de marketing, los Juegos de Invierno, dejaron de celebrase el mismo ano que los de Verano. Desde 1994, Se celebran dos años después de los Juegos de Verano’.

‘Otro legado fue la creación de la Agencia Mundial Antidopaje en 1999. Formada por representantes de Comités Olímpicos Nacionales, FI, atletas y organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, su objetivo era coordinar los programas contra el dopaje. Gracias a Solidaridad Olímpica fundada en 1981, los países más pequeños recibieron ayuda para su desarrollo deportivo. Durante los cuatro años posteriores al retiro de Samaranch como presidente, se distribuyeron 209,484,000. USD. Uno de los proyectos que significó mucho para Samaranch era la creación del Museo Olímpico. En 1982, se estableció un museo temporal, pero el 23 de junio de 1993, se inauguró un nuevo museo en Occhy. En él se conserva la herencia cultural, educativa y artística del Mov. Olímpico’.