Temas Especiales

31 de May de 2020

Más Deportes

Atleta española dopada en juegos Olímpicos de  Pekín-2008

La deportista afectada sería la vallista Josephine Onyia, en cuyo caso se trataría del quinto control positivo de su carrera

Atleta española dopada en juegos Olímpicos de  Pekín-2008
Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI).

El Comité Olímpico Español (COE) anunció este miércoles que ha recibido una comunicación del Comité Olímpico Internacional (COI) informando de un presunto caso de dopaje de un deportista español en los Juegos Olímpicos de Pekín-2008.

"El Comité Olímpico Español ha recibido un escrito del Comité Olímpico Internacional por el que nos comunica un presunto hallazgo analítico adverso de un deportista que fue miembro del Equipo Olímpico Español en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008", afirmó el COE en un comunicado.

El COE, que no da mayores detalles sobre la identidad o el deporte del afectado, "quiere expresar su más firme respaldo y apoyo a las últimas acciones emprendidas por el Comité Olímpico Internacional en favor de un deporte limpio".

"La revisión de un importante número de muestras de los Juegos Olímpicos de Pekín y de Londres es una acertada decisión del presidente Thomas Bach en su propósito de que los tramposos no descansen tranquilos", concluyó el comunicado.

Según la prensa deportiva española, la deportista afectada sería la vallista española Josephine Onyia, en cuyo caso se trataría del quinto control positivo de su carrera.

Antecedentes

El pasado día 17, el COI anunció haber encontrado 31 controles antidopaje positivos, tras realizar nuevas pruebas sobre 454 muestras de los Juegos Olímpicos de Pekín-2008

Poco después de nacionalizarse española, Onyia, nigeriana de nacimiento, dio positivo por estimulantes en 2007 y 2008.

Fue sancionada entonces hasta 2010. En 2011 fue controlada positiva por metilhexanamina, lo que le costó otros dos años de suspensión, y en 2015, volvió a dar positivo por un anabolizante, por lo que, según la prensa española, ya está suspendida de por vida.

El pasado día 17, el COI anunció haber encontrado 31 controles antidopaje positivos, tras realizar nuevas pruebas sobre 454 muestras de los Juegos Olímpicos de Pekín-2008 conservadas desde entonces.

Estos contranálisis tienen como objetivo a atletas que podrían participar en los Juegos Olímpicos de Rio en 2016, y se han realizado utilizando los últimos métodos de análisis, según el COI.

El COI añadió que los 31 afectados pertenecían a 12 países diferentes, pero sin revelar nombres, ni los deportes afectados.

"Estos nuevos análisis se producen tras una colaboración con la Agencia Mundial Antidopaje y las federaciones internacionales", indicó el COI en un comunicado, insistiendo en que pretende "impedir a todos los dopados participar en los Juegos de Rio".