Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Más Deportes

Quintana se resigna a otro año sin triunfar

El británico Chris Froome, afianzó su liderato en el Tour de Francia

Quintana se resigna a otro año sin triunfar
El colombiano Nairo Quinta dice que está joven y tiene tiempo para lograrlo.

El colombiano Nairo Quintana, que ha hecho de ese eslogan su lema de la campaña para ganar el Tour de Francia, se resignó ayer miércoles ante el dominio del británico Chris Froome. Impotente, el ciclista de Movistar tuvo que reconocer que el primer escalón del podium de París queda todavía demasiado alto y que el sueño amarillo no es un objetivo a corto plazo si no la labor de una vida.

DATOS RELEVANTE

  • El objetivo de Froome será hoy conservar la ventaja.
  • Quintana naufragó en una etapa que tenía características para el ataque y en la que tuvo todo para saltar
  • Froome agrandó su renta en 40 segundos con el holandés Bauke Mollema y 28 a Nairo Quintana

‘Quedan muchos años. Tengo 26 y tengo gente por delante mía con más experiencia. Me quedan muchos años para seguir luchando por el sueño amarillo', aseguró tras acabar descolgado la décimo séptima etapa, la primera de los Alpes en los que tenía que recuperar parte de la distancia que le separaba de Froome.

El colombiano no sólo no ha comenzado en la durísima tercera semana alpina la remontada que se anunciaba, si no que se ha dejado 28 segundos más que le dejan a 3:27 en vísperas de una crono escalada que, de nuevo, mira más del lado del británico. Quintana naufragó en una etapa que tenía características para el ataque y en la que tuvo todo para saltar. Su equipo endureció el ritmo en el penúltimo puerto, al igual que el Astana. Alejandro Valverde aceleró en el tramo final para desgastar al Sky de Froome y allanar el camino a la estocada final de Quintana. Pero el colombiano no sólo no pudo morder, si no que se aferró con problemas al grupo de los favoritos cuando el australiano Richie Porte pasó al ataque y ya no pudo resistir la marcha de los mejores cuando el propio Froome aceleró.

‘No fue un gran día para mí, esperaba hacerlo mejor porque tenía buenas sensaciones, pero mi cuerpo no se ha sentido bien al final. Lo hice lo mejor que pude", comentó. Quintana está más lejos del liderato y tiene un día menos para remontar.

Pero, sobre todo, las sensaciones que está dejando en este Tour de Francia están muy lejos de las de sus dos anteriores participaciones, cuando terminó pletórico la tercera semana y se encaramó al segundo puesto del podium.

Este año, el de Boyacá está timorato, siempre a rueda de Froome, sin respuestas a una carrera que precisa de su genio para sobrevivir.

‘Espero que pueda recuperar lo mejor posible para reaccionar bien, como siempre he hecho en los años anteriores. Me encuentro bien, es solo un día malo. Hay que recuperar y que el cuerpo vuelva a su estado natural, como ha sucedido en otras carreras', señaló el ciclista para mantener viva una esperanza que apenas tiene ya sustento.