25 de Sep de 2021

Más Deportes

Una antesala ideal en la ruta de la Selección

A la Selección Nacional, que contará con el más largo período de concentración en el ciclo que dirige Thomas Christiansen, esta Copa Oro se le presenta como el 'momentum' para fortalecerse y luego asumir con mayor optimismo las eliminatorias

La Copa Oro ha sido un torneo que regularmente ha dejado un saldo positivo desde lo futbolístico.Shutterstock

Después de una semana de respirar con tranquilidad, tras haber alcanzado el objetivo mínimo de este ciclo, que era volver a estar presente en la fase final de las eliminatorias de la Concacaf para el mundial entrando esta vez a la octagonal, la Selección Nacional tiene que meterse nuevamente de lleno en la actividad deportiva porque los tiempos no dan tregua.

La cita próxima es el partido amistoso contra la Selección México, este 30 de junio, que debería servir para mostrarnos alguna evolución en el juego porque, sin quitarle mérito al haber superado la primera instancia, no se debe tapar tampoco con ello que la selección viene presentando intermitencias e inconsistencias en su juego, las cuales propiciaron un cierre ante Curazao con un 0-0 angustioso y afortunado. Fue el más complicado de los tres cruces que se disputaron, pues Canadá venció 3-0 a Haití y El Salvador 2-0 a San Cristóbal y Nieves, avanzando ambos sin sobresaltos.

Las declaraciones del técnico nacional Thomas Christiansen, el lunes pasado, razonablemente plantean que en este tramo de la Copa Oro procurará que el conjunto se fortalezca a partir de trabajar continuamente, aprovechando la convivencia que comienza este domingo 27 de junio con los 25 jugadores elegidos, quienes se concentrarán junto al cuerpo técnico en un hotel de la localidad para viajar el lunes 28 a Nashville, Estados Unidos.

Esta concentración inicialmente llegaría hasta el 20 de julio cuando cierra su participación en la fase de grupos de la Copa, o tendría un periodo más extenso de conseguir avanzar a los cuartos de final, semifinal e hipotéticamente hasta el 1 de agosto, de llegar a la final de torneo.

Abriendo el compás de espera

Indudablemente Christiansen se ha ganado el compás de espera que le facilita la Copa Oro para innovar o ajustar el plantel, pues al no haber un torneo prioritario en las aspiraciones del país ni cargar con la obligación de ser protagonistas permanentemente empujados por la rivalidad y las expectativas que de ellos se tienen, se le permite una evaluación al final menos rigurosa que la que se aplica a México y Estados Unidos.

Pero también es cierto que ese propósito y su argumentación no deben servir de paraguas para justificar el padecer resultados ampliamente desfavorables, pues este tipo de derrotas abren fisuras con la afición y contagian negativamente el ánimo de los jugadores de cara a los compromisos eliminatorios. El juego del equipo debe defenderse con lo que expresan los jugadores en el campo de juego, evitando la justificación reiterada con argumentaciones “sabias” en las conferencias de prensa pospartidos.

Por ello desde el primer compromiso, el amistoso contra México del 30 de junio, se debe caminar con pasos medidos y no quedándose solo con la mirada de partidos de prueba. El amistoso ante México podría ser uno de esos que puede llamarse “partido trampa”, y Christiansen tendrá que sopesar el criterio de cómo lo afrontará.

El diario deportivo As en su versión mexicana, en una nota de anteayer (21 de junio) titulada 'Tri' sub 23 será dirigido por Gerardo Martino ante Panamá, señala: “El partido que se disputará el próximo 30 de junio ante el conjunto centroamericano estaba preparado para la selección mayor, pero desde la Federación tomaron la decisión de que México sub 23 enfrentara el duelo”.

Es decir, le han rebajado la importancia a Panamá como rival, pues en lugar de enfrentarlo con la mayor que se entiende era el acuerdo inicial, la presentan como un sparring para la sub 23 mexicana que está clasificada para los Juegos Olímpicos de Tokio, aunque la dirigirá Gerardo 'Tata' Martino, el entrenador de la mayor. Con ello, este se protege del traspiés en la final de la Copa de Naciones ante Estados Unidos, como del posterior empate 0-0, el 12 de junio ante Honduras, que han aumentado las críticas a Martino.

Calendario del Grupo D, en el que está incluido Panamá.@Concacaf

Así que un triunfo mexicano se podría ver enaltecido como el de una sub 23 sobre una Panamá sin nivel de categoría mayor. Un sutil reto que Christiansen tendrá que manejar con hábil olfato de sabueso al momento de decidir la alineación del equipo que enfrentará a los aztecas sub 23.

Copa Oro, evento de buenas sensaciones

Desde que el entrenador colombiano José 'Cheche' Hernández lograra con la Selección Nacional aquella brillante presentación en 2005 que la condujera por primera vez a una final, definiendo y perdiendo ante Estados Unidos el título por penales (3-1), después de un intenso 0-0 en el tiempo de juego, la Copa Oro ha sido un torneo que regularmente ha dejado un saldo positivo desde lo futbolístico, más allá del sitial que al final se ocupe en la clasificación general. El periodista deportivo Campo Elías Estrada llegó a definirla como “nuestro Mundial”, años antes de clasificar a Rusia 2018.

En la última versión de la Copa Oro, en 2019, bajo la conducción del entrenador Julio Dely Valdés, se mostró un buen nivel de fútbol colectivo que no pudo redondearse al caer derrotados en cuartos de final 1-0 ante Jamaica. Fue incluso un partido que el equipo canalero tuvo a su alcance y que se decantó hacia los caribeños a los 75 minutos, por un penal debido a una mano 'infantil' de un defensor.

Por ello, a la apertura en esta Copa Oro ante la Selección de Catar, hay que cuidarse en bajarle las exigencias. La Selección del país árabe, que será el anfitrión del próximo mundial, ha venido desarrollando un periplo competitivo buscando alcanzar un nivel que le permita superar en su territorio la fase de grupos de la Copa Mundo FIFA Catar 2022.

El grupo D y sus posibilidades

La Selección de Catar es conducida por el entrenador español Félix Sánchez Bas, forjado como técnico en la escuela del Barcelona F.C. denominada 'La Masia'. Llegó a Catar para participar en el desarrollo de los jugadores locales a través del proyecto Aspire Football Academy. Inició asumiendo la dirección de la sub 15, luego la sub 19 con la que se consagró campeón de Asia en 2014.

Tuvo a su mando posteriormente las selecciones sub 20 y sub 23, hasta que en 2017 fue designado como entrenador de la selección mayor sustituyendo en el cargo al uruguayo Jorge Fossati. A inicios de 2019 alcanzó un hecho inédito, se consagró con Catar campeón de la Copa de Asia, la primera vez que lo lograban los cataríes, derrotando sorpresivamente en la final 3-1 a Japón, el amplio favorito para imponerse.

Ese mismo año participó como invitado en la Copa América 2019, realizada en Brasil, y no desentonó en su actuación. Empató 2-2 contra Paraguay, perdió 1-0 ante Colombia y cayó 2-0 ante Argentina. Los actuales campeones de Asia se presentan como un rival exigente, con un equipo moldeado por años, y buscando que la Copa Oro sea el último trampolín internacional para mostrar al mundo del fútbol sus progresos.

La Selección de Catar es conducida por el entrenador español Félix Sánchez Bas, forjado como técnico en la escuela del Barcelona F.C. denominada 'La Masia'. Los cataríes serán el primer rival de Panamá.Shutterstock

La Selección de Panamá tiene el 13 de julio este duelo en el BBVA Stadium, en Houston, y deberá corresponderle con altura y cuidándose de no hacerlo desde el inicio con el pie torcido.

Le seguirá en el calendario enfrentar a Honduras el 17 de julio. Otra selección que se presenta, hasta ahora, bien encaminada para afrontar la Copa Oro y la fase eliminatoria de la octagonal. Comandada desde 2019 por el entrenador uruguayo Fabián Coito, Honduras no necesitó jugar fase previa para entrar en la octagonal y sus últimos resultados hablan de la buena forma del equipo.

Quedaron terceros en la pasada Copa de Naciones de la Concacaf, cayendo ante Estados Unidos en un ajustado 1-0 en las semifinales. En su último amistoso ante México, el pasado 12 de junio, que mencionamos anteriormente, obtuvo un empate 0-0. Empiezan la Copa Oro enfrentando el 13 de julio a Granada, la más débil del grupo, por lo cual posiblemente (salvo un batacazo de los granadinos) llegarían al partido ante Panamá con menos presión.

La selección caribeña, que fue eliminada rápidamente de la primera fase eliminatoria de la Concacaf, pareciera encaminada más que todo a ser un factor decisivo en relación a los goles que reciba, y así dar la ventaja a alguna selección en este grupo (en caso de empate en puntos por el primer o segundo puesto de la clasificación). Se espera ante Granada, que será el último rival del grupo para Panamá, el 20 de julio, que no tenga problemas de superarlos; de no ser así saltarán las alarmas y las preocupaciones. Thomas Christiansen tiene ante sí la ruta de la Copa Oro, que le brinda posibilidades de crecer junto al equipo y se espera que lo podamos percibir o vislumbrar durante el torneo, en el campo de juego.