Temas Especiales

09 de May de 2021

Economía

FMI con pronóstico sombrío

CANADA. El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, dijo ayer que la crisis financiera ha prov...

CANADA. El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, dijo ayer que la crisis financiera ha provocado que muchas economías emergentes encaren problemas “de vida o muerte” y advirtió del grave peligro de inestabilidad civil en esos países.

Para Strauss-Kahn, la crisis económica en las naciones más pobres del mundo fácilmente podría conducir a disturbios sociales, inestabilidad política e incluso la guerra, aspectos que incidirían en la economía global a pesar que esos países normalmente tienen poca influencia en los mercados financieros.

Las declaraciones del director gerente del FMI fueron dadas a conocer durante la inauguración de la XV edición del Foro Económico Internacional de las Américas que se celebra en Montreal que muchas de las cifras en los países más pobres “realmente dan miedo” y reflejan “que el drama es mucho mayor que en los países desarrollados”.

También advirtió que la recuperación de la crisis depende de que el sistema financiero sea “limpiado” lo antes posible, pero alertó que la velocidad del proceso es “demasiado lenta”.

“Muchas pérdidas en el sector financiero todavía no han sido reveladas”, afirmó.

Según Strauss-Kahn, el FMI sigue creyendo “que la recuperación se empezará a producir en la primera mitad del 2010”, pero añadió que “esto sólo es posible si se aplican políticas adecuadas”.

Para el organismo internacional, las 22 crisis bancarias del pasado que han ocurrido en todo el mundo han demostrado que el paso más importante para conseguir la recuperación total del sistema “es la limpieza del balance general” de las instituciones financieras. Pero el directivo reconoció que la decisión de destinar miles de millones de dólares públicos para limpiar el sector financiero, que es el origen del problema, “es políticamente muy difícil” para los gobiernos. Strauss-Kahn también afirmó que “después de la crisis, el mundo no será como antes”, puesto que “el equilibro de poder será diferente”. “El próximo mundo no será como el anterior”, manifestó, para agregar que uno de los aspectos más positivos de la crisis ha sido el “increíble” nivel de cooperación entre países.