Temas Especiales

24 de Nov de 2020

Economía

Los desafíos del agro

PANAMÁ. El sector agropecuario sigue dando tumbos. Un ejemplo es que Panamá continúa dependiendo de las importaciones para satisfacer ...

PANAMÁ. El sector agropecuario sigue dando tumbos. Un ejemplo es que Panamá continúa dependiendo de las importaciones para satisfacer la demanda de productos tradicionales como arroz, maíz, poroto y lácteos.

El desempeño del nuevo ministro de Desarrollo Agropecuario (MIDA), Víctor Pérez, será seguido muy de cerca por los panameños, tomando en cuenta que el presidente electo, Ricardo Martinelli, prometió bajar los precios de la canasta básica.

Pero ¿cuáles serán los retos del nuevo ministro?.

Para el presidente de la Asociación de Productores de Arroz de Chiriquí (APACH), Denis Miranda, el reto de Pérez se resume en revisar la cadena de comercialización para que los productores reciban mejores precios, incrementar los sistema de riego y reformular el programa Compita, para que sólo se incluyan productos locales.

Miranda considera que entre los productores “hay mucha frustración”, porque la actual administración empezó bien, pero después de la salida del entonces ministro, Laurentino Cortizo, “el trato a los productores cambió”.

Panamá cuenta 300 mil hectáreas dedicadas a la producción agrícola, pero solo entre el 10% y el 15% utiliza sistema de riego, uno de los elementos que incide en que no se haya logrado la autosuficiencia en productos sensitivos.

Para Aníbal Bocaranda, presidente de la Asociación Nacional de Porcinocultores (ANAPOR), la principal tarea del nuevo ministro será definir una política agropecuaria a corto y largo plazo. “Es necesario que todos sepan hacia dónde va el sector”, añadió. “De nada sirven los tratados de libre comercio si los productores no tienen acceso a créditos para mejorar la productividad”, destacó el porcinocultor.

Para el ex viceministro del MIDA Rafael Flores, la prioridad del nuevo ministro “debe ser la seguridad alimentaria”.

“Esa es la tendencia mundial. Los países cada vez están restringiendo las exportaciones agrícolas para garantizar el consumo local”, destacó.

El aporte del sector agrícola en los últimos años ha venido retrocediendo (Ver gráfica).

En el primer trimestre de 2009 el sector registró un crecimiento de apenas 2.2%.

En seis años sólo se ha logrado aumentar el rendimiento promedio por hectárea de arroz, en un quintal. En el caso del poroto el rendimiento por hectárea es de 20.2 quintales, igual cifra que hace 10 años. La producción de frijoles cayó de 45,707 a 17,620 en el último año, mientras que la de maíz pasó 1.3 millones de quintales en 2007 a 905,816 en el 2008.

Con este panorama es obvio que hay mucho por hacer. Todos los consultados por La Estrella coinciden en que “es hora de actuar” porque el tiempo pasa, la demanda y el consumo crece y cada vez la oferta se queda más corta.