Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Economía

Yarda de arena aumenta 25%

PANAMÁ. El comercio de la arena se ha convertido en uno los mejores negocios en Panamá. En los últimos dos años su precio se ha increm...

PANAMÁ. El comercio de la arena se ha convertido en uno los mejores negocios en Panamá. En los últimos dos años su precio se ha incrementado en un 81. 81%. Y prueba de ello, es que en el Ministerio de Comercio e Industrias (MICI) se reportan 30 concesiones de arena submarina y 13 de arena continental.

Las empresas concesionarias pagan entre 30 y 40 centavos por cada yarda cúbica a los municipios, pero la puesta en el proyecto de esa yarda de arena le cuesta a los constructores 20 dólares y hasta el doble si hay que llevarla a más de 20 pisos.

El presidente de la Cámara Panameña de la Construcción (CAPAC), Jaime Jované, señala que el precio de la arena ha pasado de 11.00 a 20.00 dólares en los últimos dos años.

Jované sostiene que las reestricciones ambientales han encarecido este insumo, porque se ha limitado la explotación en arena de mar, que es la que utiliza en los acabados, como el repello y el bloqueo.

Actualmente el MICI se encuentra realizando un inventario para determinar el número exacto de concesiones que están en operaciones y si se está registrando algún tipo de acaparamiento.

Como resultado del encarecimiento de la arena han salido al mercado nuevos productos como el mortero que se utiliza para revestimiento de paredes, en vez del repello y que viene en todos los colores. Pero este producto cuesta el doble que el repello tradicional.

También los constructores han intentado de introducir el gypsum aunque Jované sostiene que los panameños no se acaban de acostumbrar a este producto y siguen prefiriendo las paredes de cemento, aunque tengan que pagar más.

El presidente de CAPAC dijo que en este momento no hay escasez de arena, pero es una situación que preocupa a futuro, tomando en cuenta el impacto que tiene el sector de la construcción en la economía del país. El incremento de la arena no se detiene y sólo en las últimas semanas subió de 16.00 a 20.00 dólares, según fuentes vinculadas a la comercialización de este producto, que se ha convertido en “oro gris”.