Temas Especiales

05 de Apr de 2020

Economía

Gobierno estudia trabajar menos

PANAMÁ. De ser aprobadas por el Consejo de Gabinete, las medidas propuestas por la Secretaria de Energía para enfrentar los efectos del...

PANAMÁ. De ser aprobadas por el Consejo de Gabinete, las medidas propuestas por la Secretaria de Energía para enfrentar los efectos del fenómeno de “El Niño”, la jornada laboral de los empleados públicos se verá reducida en una hora.

Las medidas de reducción de consumo eléctrico le representarán al gobierno ahorros por el orden del 1.2 millones de dólares al mes, según las estimaciones de la Secretaría Nacional de Energía.

Carlos Iglesias de la Dirección de Electricidad y Política Energética de la Secretaría de Energía, dijo que la reducción de una hora en la jornada laboral de los empleados públicos y el adelanto del horario de entrada, unido a un mayor control en el uso de los aires acondicionados y los aparatos eléctricos de las oficinas del Estado, generarán ahorros en el pago de facturación por el orden del millón de dólares, mientras que los controles que se aplicarán a la utilización de los autos del Estado generará un ahorro de 200 mil dólares en materia de combustible.

El plan sólo está a la espera de ser ratificado por el Ejecutivo, algo que podría ocurrir la próxima semana y el mismo podría mantenerse hasta julio del año entrante, cuando finalicen los efectos del fenómeno de “El Niño”.

El plan, según Iglesias, le representará ahorros por el orden de los 4 millones de dólares a los particulares, debido a que se reducirán los congestionamientos vehiculares al cambiar la hora de entrada y salida de los funcionarios públicos. El engranaje estatal absorbe entre el 12% y el 13% de la demanda de energía.

El sector privado también implementará medidas de ahorros como trasladar a horas de la noche algunas actividades de producción y utilizar plantas eléctricas para desconectarse del sistema en las horas de mayor consumo.

Iglesias solicitó a los consumidores residenciales cambiar al menos un foco convencional por uno de bajo consumo. La Secretaría de Energía no solicitará apagar los letreros luminosos, como ocurrió en el último plan de ahorro energético.