Temas Especiales

19 de Apr de 2021

Economía

‘Nosotros estamos en un buen camino’

En el año 2002, Carlos González Ramírez quien liderizaba la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede), le sugirió a Antonio F...

En el año 2002, Carlos González Ramírez quien liderizaba la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede), le sugirió a Antonio Fletcher que se uniera al grupo. Éste accedió sin imaginar que solo dos años más tarde ocuparía la presidencia de CADE y que en 2006 alcanzaría la presidencia. Esa fue una oportunidad crucial en la vida del también empresario que hoy se ocupa de la presidencia del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CoNEP), un cargo que considera como ‘lo máximo’ a lo que se puede aspirar en el sector privado. Para él significa más que un cargo, se trata de un sueño que perseguía desde hace mucho: servir a su país. En una entrevista con La Estrella, habló de las proyecciones de la empresa privada y de la economía en general.

¿CUÁLES SON LOS PLANES DEL CONEP BAJO SU PRESIDENCIA?

Primero un ejercicio de fortalecimiento institucional, ‘esto conlleva revisar nuestros procesos, nuestra estructura interna de administración y servicios con el propósito de darle a los agremiados mucho más de lo que hoy están recibiendo’. Segundo, mejorar los niveles de percepción del CoNEP.

¿PROYECTOS CÓMO CUÁLES?

En el Inadeh, Ampyme, el Idaan y el Mici, muchas de las comisiones que regulan las exportaciones, por ejemplo, las juntas de conciliación hay participación del sector privado, tal vez el proyecto que debemos interpretar como uno de los más importantes es el Consejo Nacional de la Concertación para el Desarrollo Nacional en los cuales tenemos participación importante y participamos activamente y sobre todo con propuestas muy específicas para el mejoramiento.

¿CUÁLES SON LOS SECTORES MÁS CRÍTICOS?

Por ejemplo, el tema de Panamá como modelo de desarrollo. En años recientes tomó la decisión de decir que parte del aporte que pudiera tener era la generación de inversión extranjera o la atracción de inversión extranjera, pero recordemos que no somos los únicos que estamos atrayendo inversión hoy, ese es un mercado de oferta y demanda y que va a determinar la ubicación de una u otra empresa en un país determinado, así como las condiciones sociales y de seguridad jurídica y ciudadana que el país pueda brindar, por eso han visto que Panamá ha hecho buenos esfuerzos en tratar de elevar el índice de competitividad del país para estar arriba de los países promedio.

¿CREE QUE VAMOS A ESOS CAMINOS DE LAS CONDICIONES ÓPTIMAS?

Con el nivel de responsabilidad que me corresponde, he sido un crítico por el tema del crecimiento panameño. A finales del 2003 empezó a manifestarse el crecimiento del país. Durante la presidencia de Martín Torrijos, tuvimos los niveles de crecimiento, prácticamente, más altos, no solamente de la región, sino del mundo, muy positivos y recientemente en una época de crisis global, Panamá también crece, entonces puedo transmitir como mensaje que Panamá ha capitalizado esas oportunidades. Sus sectores productivos han tenido una dinámica relativamente razonable para enfrentar la oportunidad en crecimiento y sobre todo los problemas de crisis que en un momento dado se presentaron y yo creo que nosotros estamos en un buen camino.

¿CÓMO CALIFICA LA EVOLUCIÓN ECONÓMICA DE LOS ÚLTIMOS 20 AÑOS?

Sin aras de caer en juicios de valor, creo que el desempeño económico del país ha sido muy positivo, porque hemos aprendido, independientemente de matices políticos, que hay ciertos proyectos que son de Estado y tienen que verse con una vinculación de Estado. Podemos citar algunos de esos, la ampliación del Canal, el tema del saneamiento de la Bahía, la construcción de las autopistas y la expansión de la Cinta Costera.

¿QUÉ TIPO DE RIESGOS VE CONEP EN ESA EVOLUCIÓN?

Hay cosas a las que vamos a estar siempre sujetos como: la mayor crisis global. También la capacidad de ejecución de los proyectos, es decir cuáles serían los procesos correspondientes para garantizar que los proyectos puedan realizarse de la manera correcta, eso es importante y que las proyecciones de crecimiento no sean las correctas, pero en eso tenemos que entender que cuando se define un tema de proyección económica es por la consideración de una serie de variables macro y micro, normalmente hemos sido muy asertivos.

MENCIONÓ QUE CONEP TIENE PARTICIPACIÓN EN INSTITUCIONES COMO INADEH Y AMPYME ¿HA FUNCIONADO LA INVERSIÓN DE ÉSTAS EN CAPACITACIONES?

Considero el modelo de Inadeh como uno de los más acertados, porque nos demostró a la comunidad que seríamos una especie de espacio académico, porque el panameño se preocupa por estudiar, pero lo que busca es ser licenciado, ingeniero o abogado y en el medio existe una franja que se les llama los técnico profesionales que estaba realmente disponible, sin la cantidad de personas necesarias para atender, por eso el esfuerzo de transformar el Inaforp al Inadeh se trató de suministrarle al sector productivo mano de obra con las competencias y habilidades necesarias que era lo que realmente se necesitaba. En el caso de Ampyme ha sido muy positivo por que le ha dado a un grupo de panameños la oportunidad de mejorar y de ser generados económicos.

¿CUÁLES HAN SIDO LAS SORPRESAS AGRADABLES QUE HA TENIDO LA EMPRESA PANAMEÑA EN LOS ÚLTIMOS AÑOS?

Hay varios sectores que son sorpresas. Y hay que reconocer que han sido producto del sacrificio de muchos empresarios que tuvieron esa oportunidad y la han desarrollado. El turismo se ha mantenido con una política de Estado muy bien planificada. La construcción y el ‘boom’ inmobiliario que se dio en el país fue muy positivo sobre todo que fue dentro del sector superior de casas de clase media hacia arriba obviamente hay una oportunidad de seguir desarrollando en el sector medio bajo.