Temas Especiales

06 de Jun de 2020

Economía

Gobierno le apunta a las nuevas viviendas

PANAMÁ. En el 2011, el Gobierno Nacional pretenderá disminuir el déficit habitacional en Panamá al reforzar sus planes en materia de viv...

PANAMÁ. En el 2011, el Gobierno Nacional pretenderá disminuir el déficit habitacional en Panamá al reforzar sus planes en materia de vivienda.

Durante la inauguración de Expo Mivi 2010, el viceministro y canciller de la República, Juan Carlos Varela, explicó que una de las estrategias será ampliar el valor de las viviendas que se benefician del Fondo Solidario de Vivienda, así como crear un inventario de residencias nuevas de entrega inmediata.

Actualmente, en el caso del Fondo, dijo que a las familias aspirantes se les entrega un bono de $5,000, siempre y cuando el valor de la residencia por comprar no supere los 30 mil dólares, pero lo que buscamos ahora es incluir aquellas casas cuyo precio de venta no sea mayor de 35 mil dólares, con un ingreso familiar de 800 dólares mensuales.

Varela recalcó que el margen de precio entre las casas sería de cinco mil dólares, pero puntualizó que el bono se mantendrá en la misma cantidad.

Por otra parte, Varela precisó que en enero de 2011 se tiene pensado lanzar la creación de un inventario de residencias nuevas para entrega inmediata y, para ello, entre el Banco Nacional de Panamá y el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (MIVIOT) se analiza invertir unos 300 millones de dólares en la compra de 10 mil residencias, cuyo precio oscile entre 25 mil y 35 mil dólares.

Enfatizó que las casas deben ser nuevas, además de que deben cumplir con los parámetros que exige el Gobierno como el tamaño del terreno, metros de la infraestructura y la calidad de los materiales de construcción.

Para el funcionario, la iniciativa surge a raíz de que cuando el pueblo va a comprar una casa nueva, en ocasiones las empresas inmobiliarias demoran hasta dos años para entregarla y con esta estrategia al aspirante se le entregaría su vivienda más rápido.

‘Esto es una garante del 40% al 50% de la compra de la residencias que requiere el pueblo panameño’, puntualizó Varela.

Las iniciativas gubernamentales fueron calificadas por Giovanni Fletcher, presidente del Instituto Panameño de Derechos del Consumidor y Usuario (Ipadecu), como ‘justas y viables’, ya que ayudan a las personas de mediano y pocos recursos a conseguir una vivienda.

No obstante, somos de la opinión —añadió Fletcher— de que el Gobierno debe velar por los estándares de calidad de esas viviendas en cuanto a tamaño de la construcción y la calidad de los materiales.

APOYO

En tanto, Carlos A. Duboy, titular del MIVIOT, señaló que cifras de la institución revelan que, hasta el mes de septiembre de 2010, con el Fondo Solidario de Vivienda ya se habían distribuido aproximadamente 12 millones 500 mil dólares, beneficiando acerca de 2 mil 500 familias.

Este programa tiene un presupuesto asignado para el año 2011 por el orden de los 15 millones de dólares, con el cual se pretende beneficiar a unas 2 mil 500 familias a nivel nacional.

‘Con los programas que está llevando a cabo el Gobierno, como los de Curundú, Chorrillo y Colón y otras miles de casas más, sabemos que el déficit habitacional en Panamá se reducirá pronto’, concluyó Duboy.