23 de Feb de 2020

Economía

Sin educación no hay economía sostenible

PANAMÁ. Aunque en el 2011 la economía panameña logró escalar 10.6% —a diferencia de otros países de la región—, el istmo tiene un crecim...

PANAMÁ. Aunque en el 2011 la economía panameña logró escalar 10.6% —a diferencia de otros países de la región—, el istmo tiene un crecimiento desordenado debido, fundamentalmente, a la carencia de un sistema educativo que promueva una economía sostenible, manifestó Ernesto Bazán, director ejecutivo de la compañía homónima.

Para el empresario, una realidad es que en el país haya educación, pero de calidad, debido a que es un derecho.

‘El plan educativo no debería estar incluido en ningún plan de gobierno, ya que se desarrolla y se ejecuta en un período de 20 a 25 años por lo menos y no en una administración’, indicó.

Las palabras del consultor surgieron ayer durante su intervención en la Conferencia Anual de Ejecutivos CADE 2012, denominada Edu-Economía, en donde se discutieron los temas: La economía del futuro: desarrollo y crecimiento económico y Retos de la economía panameña frente a la realidad del mercado laboral.

Para Juan Gabriel González, presidente del comité organizador de la CADE 2012, Panamá cuenta con una economía con pleno empleo, ‘pero las empresas no encuentran personal capacitado en sus diversas facetas de sus operaciones’.

Esto —dijo— ha hecho que las empresas capaciten a su personal para reclutarlos y retenerlos, aunque ese no es su rol, pues el producto que está saliendo de nuestras escuelas públicas, lastimosamente, no es el mejor.

Este año la Conferencia de Ejecutivos se enfoca en uno de los tres problemas que le siguen restando competitividad a Panamá internacionalmente: la educación. Aún hay mucho camino por recorrer, pues se debe subsanar la corrupción y la independencia del sistema judicial.

El año pasado, el país ocupó el puesto 49 del Informe Global de Competitividad 2011-2012 en el cual se analizaron un total de 142 países.

ÓPTICAS

Y es que la economía panameña es admirada por propios y extraños, así lo manifestó Alejandro Trapé, director del Instituto Latinoamericano de Competitividad ADEN Business School.

Según Trapé, los indicadores como la tasa de crecimiento son muy atractivos fuera y al arribar, pero al estudiarles se notan las amenazas del equilibrio del Producto Interno Bruto, ya que es una economía desequilibrada, pues hay un total rezago del sector agropecuario y manufacturero a diferencia del resto de la región y eso es una debilidad.

‘Depender de la dolarización (moneda estadounidense) provoca tener una inflación importada, restándole competitividad al país a nivel internacional’, concluyó Trapé.

Por su parte, el titular de Economía y Finanzas aseguró que el objetivo del Plan Estratégico de gobierno se centra en generar un crecimiento económico sostenido, así como una reducción de la pobreza.

Cifras oficiales revelan que en el país el desempleo al 2010 se ubicó en 4.5%, lo que refleja un avance en materia de disminuir la pobreza.

PANAMÁ, SIN DESTACAR

Pero Panamá ya ha dado muestras de que hay que reformular el sistema educativo, pues en las pruebas del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés) de la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) no son las más alentadoras.

En el 2009, el país no salió bien librado de la prueba de comprensión de lectura y este año no participó en prueba de matemática, para esforzarse en la prueba de ciencia que se efectuará en el 2015.