Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Economía

Importancia de la garantía del fabricante

La garantía es el derecho que tienen los consumidores que los productos nuevos, sean muebles o inmuebles, y servicios que adquieren de u...

La garantía es el derecho que tienen los consumidores que los productos nuevos, sean muebles o inmuebles, y servicios que adquieren de un proveedor, funcionarán o surtirán los efectos conforme el fin para el cual fueron fabricados o son ofrecidos. Conforme la ley de protección al consumidor en Panamá (Ley N° 45 de 2007), el fabricante, importador, distribuidor o proveedor, todos están en la obligación de conceder una garantía razonable sobre el producto que comercializan, y por otro lado, el compromiso del proveedor y sus intermediarios de no proporcionar un plazo de garantía inferior al que han recibido por parte del fabricante.

Cada vez más consumidores exigen conocer esta información de manera previa, y ya no sólo el precio y las especificaciones del producto, ya que aquella constituye información determinante al momento de realizar la toma de decisión al adquirir bienes o servicios. También es de gran utilidad conocer la garantía que ofrece el fabricante, pues puede variar con respecto a la del proveedor, y recordar conservar toda la información relevante incluida en los empaques de los productos, en los que suele quedar consignada de forma expresa, lo que permite en caso de reclamo, exigirla cuando resulta ser mayor a la ofrecida por el proveedor, caso en el cual prevalece la del fabricante, si fuera superior.

Teniendo esto presente, conviene resaltar también la obligación que tiene cada intermediario en la cadena de comercialización, de responder por la garantía del producto a su respectivo cliente, con base en lo dispuesto en el artículo 55 de la Ley 45 de 2007. Cabe mencionar que los reclamos por garantía que representan más del 53% de las quejas, son el primer motivo de en quejas cuyos montos son inferiores a los $2,500, por ello, la importancia para el consumidor de conocer lo que la ley dispone en este aspecto y la obligación que impone al proveedor de otorgar la garantía por escrito y en idioma español, con lo cual no hacerlo conllevaría una multa de parte de la ACODECO que pudiera ascender a los $25,000 La garantía es nuestro derecho, exijámosla. Recordemos siempre que: ¡un consumidor informado tiene poder!

El autor es administrador de la Acodeco

COLUMNISTA