27 de Sep de 2022

Economía

La ‘billetera electrónica’ revoluciona el mercado

PANAMÁ. El concepto de dinero evolucionó a lo largo de los años. Inicialmente era representado por el café que servía como medio de inte...

PANAMÁ. El concepto de dinero evolucionó a lo largo de los años. Inicialmente era representado por el café que servía como medio de intercambio, al igual que el arroz, la sal y el cacao. Luego, se convirtió en una mercancía abstracta que se regía por las leyes de oferta y demanda y ahora quedó relegado por el dinero electrónico.

Hoy en día, la mayoría de latinoamericanos no tiene inclusión financiera aunque el 70% sí cuenta con un teléfono celular. Movilway, empresa que ofrece servicios financieros a través de celulares y tiene 80 mil puntos de venta en 10 países de la región (Venezuela, Panamá, México, Perú, Chile, Nicaragua, Argentina, Colombia, Ecuador y Guatemala), permite que personas que no tengan cuentas bancarias puedan optar por un modo de pago distinto y así evitar peligros causados por la inseguridad.

Antes, era necesario estar bancarizado para poder realizar ciertas operaciones monetarias, pero ahora un simple teléfono móvil es la solución.

¿EN QUÉ CONSISTE?

El dinero electrónico es la nueva moda; no solo brinda mayor facilidad de pago sino que elimina las limitaciones horarias de las transacciones económicas. A raíz de esta tendencia, la empresa encontró su negocio principal: la venta de recarga electrónica.

Actualmente está armando una red de puntos de venta para crear un sistema de pago masivo en Latinoamérica y hasta ahora, Venezuela es el único país que cuenta con un sistema piloto completo. Según Eduardo Beracha, gerente de producto de Movilway, para utilizar el sistema de recarga electrónica, por primera vez, la gente se acerca a sus puntos de venta, deposita efectivo y las plataformas lo convierten en dinero electrónico. ‘Luego de abrir una cuenta Movilway (que no es una aplicación de celular) se le otorga al usuario un número igual al de su teléfono móvil y, desde ese instante, puede depositar dinero’, expresó.

La nueva metodología de pago es conocida como ‘‘billetera electrónica’’ y permite utilizar el celular —sin necesidad que sea un smartphone— para pagar servicios básicos como la luz y el agua o hasta recargar saldo de teléfono.

No obstante, para poder tener una ‘‘billetera electrónica’’ los usuarios deben registrarse físicamente en alguno de los puntos de venta. Este servicio, que también se puede usar para transferir dinero, evita el elevado costo de las transacciones bancarias.

‘La idea es que las personas puedan pagar no solo en puntos de venta también sino en lugares remotos’, indicó Bercha. Esta facilidad de pago permitirá pagar la factura de la luz desde la comodidad del hogar o hasta recargar saldo pasadas las tres de la mañana. De momento, en Panamá hay mil puntos de venta pero aún se encuentran en periodo de implementación.

DINERO ELECTRÓNICO

El dinero electrónico ganó protagonismo debido a la inseguridad de la región. Antes, una persona podía transitar por las calles sin peligro, pero ahora si lo hace puede ser víctima de asaltos o accidentes.

En base a esta realidad, Movilway propuso un sistema de claves para proteger al usuario cada vez que realice una transacción y elaboró un sistema para que se puedan pagar los servicios desde la comodidad del hogar.

Cabe resaltar que países como Colombia y Perú ya habían implementado metodologías parecidas como el sistema de corresponsal no bancario. Por ejemplo, el Banco de Guayaquil de Ecuador empleó el concepto de ‘‘banco del barrio’’ y ‘ ‘cuenta amiga’’ para incluir a los sectores más alejados del mundo bancario. Beracha afirmó que, más que competencia, la corresponsalía no bancaria es complementaria ya que, al igual que Movilway, también busca inclusión financiera.

Por otro lado, se espera que para el 2015 América Latina tenga más de 750 millones de conexiones móviles.

ANTECEDENTE EMPRESARIAL

La empresa se fundó hace dos años con una inversión de 40 millones de dólares. Los frutos ya se ven. Hoy la compañía factura 50 millones de dólares en recargas electrónicas y trabaja con empresas de telecomunicaciones como Claro y Movistar.

‘Nosotros esperamos que en el 2013 empecemos a crecer en otros países, de pequeño a grande ya que es un cambio importante en los hábitos de consumo de las personas, sobre todo en cuanto al dinero’, anunció Beracha.