05 de Oct de 2022

Economía

Cables serán soterrados en toda la ciudad de Panamá

PANAMÁ. El soterramiento de los cables eléctricos y de telefonía, entre otros, comenzará en su primera etapa en enero de 2013, pero el p...

PANAMÁ. El soterramiento de los cables eléctricos y de telefonía, entre otros, comenzará en su primera etapa en enero de 2013, pero el proyecto será extendido a toda la urbe capital y a las principales ciudades del interior de la República, anunció ayer el presidente, Ricardo Martinelli, durante el acto de entrega de la orden de proceder de la primera etapa. ‘Vamos a dejar licitado para que en áreas populares y no populares también se desarrolle este proyecto’, dijo el mandatario.

En el acto también estuvieron Jorge Nicolau, presidente de Cable Wireless Panamá; y José Hurtado, gerente país de Gas Natural Fenosa, empresas propietarias de los cables que deben ser soterrados.

La primera fase del proyecto de soterramiento de cables abarca el área bancaria en la ciudad capital, que comprende el polígono delimitado por la avenida Nicanor Obarrio, Vía España, Vía Brasil y la avenida Federico Boyd.

Martinelli reconoció que estos trabajos complicarán más el congestionamiento vehicular que actualmente vive la ciudad por las diferentes obras que se desarrollan.

Zelmar Rodríguez, administradora de la Autoridad de los Servicios Públicos, dijo desconocer cuáles serán las ‘medidas antitranques’ para minimizar el impacto de estas obras, e indicó que será la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre la que tome las acciones. ‘Definitivamente va a causar muchas molestias, pero hemos evitado que las obras se inicien en diciembre’, aseguró Rodríguez.

Las obras tendrán un costo de $18 millones la parte eléctrica y $24 millones la que corresponde a las telecomunicaciones.

La segunda etapa incluye las áreas de Calle 50 y la avenida Federico Boyd, y tendrá un costo de $96 millones.

Los trabajos tendrán una duración estimada de dos años. Este proyecto no incluye las obras que actualmente se realizan en el Casco Antiguo.

La empresa encargada, SEMI, tendrá que ejecutar el cambio de configuración aérea a subterránea, tanto de los cables de electricidad como de los de telecomunicaciones.

Incluye un sistema de alumbrado público. Se instalarán luminarias de alta presión de sodio sobre postes metálicos de acero galvanizado e iluminación de aceras con luminarias decorativas para encajar con el entorno y generar mayor seguridad en el área.

Los usuarios de telecomunicaciones a nivel nacional tendrán que pagar cerca de $40 millones para el soterramiento de cables.

La empresa SEMI realizará las obras civiles, que rondan los $12 millones.

El proyecto abarca solo la capital, unas 61 manzanas y una cobertura de 975 metros cuadrados, 350 mil kilowatts y 23 mil clientes y excavaciones por 27 mil metros cuadrados, de acuerdo con los datos de la empresa Gas Natural Fenosa.

El plan de soterramiento de cables también contempla la avenida Central de la ciudad de Santiago, en Veraguas; y la Calle 4ª de la ciudad de David, en la provincia de Chiriquí.

CASCO ANTIGUO

El soterramiento de cables en el área del Casco Antiguo inició en enero de 2012 y es realizado por la empresa Odebretch como parte del proyecto de la tercera fase de la Cinta Costera. Los trabajos en el Casco Antiguo iniciaron con los cierres de la calle 1ª y Avenida B.

El proyecto consiste en restaurar totalmente el enladrillado de la Avenida A desde calle 9ª (Plaza Herrera) hasta el Paseo Las Bóvedas.