Temas Especiales

01 de Apr de 2020

Economía

Internet en LA baila al son de los contenidos

PANAMÁ. Ese es el nombre que este año le dimos a la presentación del estudio Usos de Internet en Latinoamérica, realizado por Datanalisi...

PANAMÁ. Ese es el nombre que este año le dimos a la presentación del estudio Usos de Internet en Latinoamérica, realizado por Datanalisis-Tendencias Digitales en una muestra de más de diez mil internautas entrevistados en 15 países de la región, entre los cuales se encuentra Panamá. Cada año, desde hace ocho, destacamos un tema que refleje el aspecto más resaltante del ciberespacio latino y, este año, le tocó el turno a los contenidos digitales.

Desde los orígenes de la Web, se ha dicho que el contenido es el rey, pero es hasta ahora cuando se dan algunas condiciones que permiten que los contenidos estén en el centro de la escena, como nunca antes.

1. El contenido no es propiedad exclusiva de los medios. Con la llamada Web 2.0 cualquier persona puede generar contenido, publicarlo en internet y distribuirlo entre grandes audiencias.

2. El contenido es portátil. Esto significa que los consumidores pueden compartir con sus relacionados el contenido que les gusta, o el que ellos mismos generan, a través de los medios sociales.

3. El contenido es multimedia. Ya los textos están perdiendo el protagonismo en internet y están compartiendo su espacio con las imágenes y los videos. Esto permite la real convergencia de los medios a través de internet.

4. El contenido es consumido desde cualquier lugar. Ya no se requiere estar en frente de un aparato televisor en la casa, sino que es posible acceder a los contenidos a través de los dispositivos móviles, desde cualquier lugar y hora.

Si ya se sabía que el contenido era el rey desde hace mucho, entonces ¿en qué impactan a las empresas estos cambios? Hay dos cambios sobre los consumidores que impactan a las empresas que quisiera destacar:

1. Los consumidores están más informados. Se disminuyen las tradicionales asimetrías de información entre vendedores y compradores, lo que exige que las empresas sean transparentes y no traten de engañar a los consumidores.

2. Los consumidores están más conectados entre sí. El alcance social de los consumidores es mayor. Esta realidad es irreversible y la propuesta es facilitar que esas experiencias sean compartidas, para lo cual la marca debe orientarse a ‘producir buenas experiencias’, en lugar de excluirse de los medios sociales.