Temas Especiales

03 de Jul de 2022

Economía

Atlapa entra en una etapa decisiva

PANAMÁ. La venta del terreno donde se está ubicado el Centro de Convenciones Atlántico Pacífico (Atlapa) ha tenido tres intentos infruct...

PANAMÁ. La venta del terreno donde se está ubicado el Centro de Convenciones Atlántico Pacífico (Atlapa) ha tenido tres intentos infructuosos. Esto pese a que se trata de un lugar céntrico y accesible, además de que posee un edificio con valor histórico, humanístico y cultural. Expertos opinan que por ello es mejor conservarlo que venderlo para desarrollo inmobiliario.

En el mes de agosto de este año, se dio inicio a las subastas para la venta de los terrenos de Atlapa, con una puja inicial de $124 millones. Los primeros dos actos públicos fueron declarados desiertos ‘por falta de potenciales compradores’, dijo Salomón Shamah, director de la Autoridad de Turismo, que administra el sitio.

Para el tercer acto público, la propiedad queda a mitad de precio, $64 millones. A pesar de ello, tampoco se reciben ofertas. Jorge Pitalúa, arquitecto y experto en asuntos catastrales, ofrece varias razones por las cuáles cree que no se ha efectuado la venta. El arquitecto considera que ‘hay activos que son más demandados que otro’. Para él este no es el caso de Atlapa, ‘el mercado no está ávido de adquirir un bien como este’.

Pero ofrece otras razones por las que la venta podría no haberse cerrado. La falta de compradores puede ser simplemente una estrategia comercial. Los compradores pueden ponerse de acuerdo para no asistir a los actos hasta tanto llegue el momento de rematarla. ‘Puede prestarse para ciertos arreglos entre los pocos interesados, hay que tener cuidado con eso’, advierte Pitalúa.

Pero puede que sea otra la razón. El metro cuadrado de la propiedad, que tiene 55,804 metros cuadrados, fue estimado en $2,209. Pero este precio puede bajar para que el bien sea más atractivo. ‘No se puede aplicar el mismo costo unitario por metro cuadrado a terrenos chicos que a uno de mayores superficies’, dijo Pitalúa.

El lote de terreno donde está Atlapa es atractivo para el desarrollo inmobiliario, dado el vertiginoso crecimiento que experimenta el país. En este espacio se pueden construir, mínimo, ‘cinco torres’, explicó el arquitecto.

No obstante, Ernesto Cedeño Alvarado, abogado en temas de contrataciones públicas, no está de acuerdo con que el terreno se venda a mitad de precio. ‘Este bien debiera quedar para uso del Estado en un futuro. Hay que administrar la cosa pública como un buen padre de familia’.

CONSERVAR ESTRUCTURA

Otros creen que debe seguir funcionando a la par del nuevo centro de convenciones que se construye en Amador. Aunque parece que no sucederá porque el Gobierno ha manifestado que su mantenimiento es costoso. Esta semana el Consejo de Gabinete decidirá qué hacer con la propiedad. Entre las opciones está la venta directa de este edificio histórico, el arrendamiento o una concesión administrativa.

El centro de reuniones fue construido a finales de la década del setenta para promover el turismo de convenciones. El edificio fue considerado un ícono de la arquitectura de la época, pero treinta años después el Estado decide deshacerse de la estructura asegurando que se ha quedado chica frente al aumento de convenciones, que demandan grandes espacios y mayores comodidades. Bajo esta premisa se decide construir un nuevo sitio para estas actividades en Amador, por un monto de $193 millones.