Temas Especiales

21 de Jan de 2021

Economía

La comunicación es vital para lograr el éxito en todo negocio

La pobre comunicación y la falta de confianza, conducen a la renuencia para compartir ideas

Casi todas las empresas afirman que valoran el concepto de la comunicación abierta, sin embargo, pocas realmente lo logran.

La importancia de una comunicación abierta puede ser verdaderamente desarrollada en una organización, tomando en cuenta las fallas involucradas.

A continuación, mencionaremos algunas claves esenciales para mantener las líneas de comunicación saludables.

LA CONFIANZA ES FUNDAMENTAL

Para lograr una buena comunicación, primero se debe construir la confianza. Ésta se logra con el paso del tiempo y está basada en los miembros de un equipo haciendo y manteniendo compromisos, así como siendo vulnerables unos con otros. Estos compromisos son percibidos por otros miembros del equipo, haciéndolos sentir menos vulnerables, lo cual abre las puertas al fortalecimiento de las relaciones.

TENER COMPROMISO

Un resultado natural de confianza es el compromiso de los empleados. Alto compromiso significa que los colaboradores se preocupen por sus labores, que se sientan parte del equipo y que apliquen sus fortalezas.

Nada de esto sería posible si estos colaboradores no sintieran que la compañía para la cual trabajan no se preocupara por ellos, no valorara su trabajo, no tuvieran sus mejores intereses en mente y no los aceptara como parte de un equipo integral. Si un empleado cree que estas cosas son ciertas, hará su mejor esfuerzo para la compañía todos los días.

Una cultura de comunicación abierta donde los empleados son estimulados para compartir sus ideas y preocupaciones, tanto positivas como negativas, proporciona a los empleados la sensación de que son valorados.

Y recuerda, empleados felices tienden a ser empleados más productivos.

UNA META EN COMÚN

La administración debe ser clara, partiendo abiertamente de los objetivos de la compañía, tanto en los niveles departamentales, como en la firma en su conjunto. Establecer y comunicar objetivos claros es el camino para que la administración de la empresa crea alineamientos entre las diferentes disciplinas dentro de la organización.

La pobre comunicación y la falta de confianza, conducen a la renuencia para compartir ideas. Las buenas ideas que nacen de los individuos que más íntimamente conocen a la empresa (los empleados) son el alma de cualquier negocio. Perder el flujo constante de ideas e innovaciones únicas para tu negocio es un camino seguro para la inactividad.

Mantén las metas, valores y preocupaciones presentes, incluso si las noticias no son siempre buenas. Permanece comprometido y da lo mejor para que el equipo tenga éxito.