Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Economía

Sacyr trabaja por limpiar desechos de los ríos de España

La constructora española coordina esfuerzos con organizaciones gubernamentales y educativas para reducir el impacto de la minería

Sacyr trabaja por limpiar desechos de los ríos de España
La iniciativa forma parte de la estrategia de responsabilidad social de la empresa.

La contaminación que presentan muchos ríos como consecuencia de la actividad minera que en el pasado se desarrolló en su entorno, podría tener los días contados gracias a un nuevo sistema de tratamiento ecológico de las aguas que se va a probar con carácter pionero en la cuenca del Odiel, en España.

Los trabajos se están desarrollando en el marco del proyecto LIFE ETAD, cofinanciado por la Unión Europea, en el que participan Sacyr Construcción, como socio coordinador, la Consejería de Medio Ambiente, a través de la Agencia de Medio Ambiente y Agua, y la Universidad de Huelva.

En declaraciones a EFE , José Miguel Nieto, el investigador de la Onubense que dirige el proyecto, ha explicado que las aguas ácidas mineras son ‘el resultado de la interacción del agua con los sulfuros y residuos de la minería cargándose de ácido y metales’ que acaban en las cuencas fluviales contaminando los ríos, como es el caso del Tinto y el Odiel en Huelva. Por ello, el sistema que se ha diseñado, que ya se ha probado con éxito en laboratorio y a pequeña escala de campo, aplica un tratamiento que ‘permite la transformación de esas aguas contaminadas en limpias, de forma ecológica y a bajo coste’.

Ecológico porque ‘no consume electricidad ni reactivos’ es ‘un tratamiento pasivo’, el coste energético ‘es cero pues la planta de tratamiento se diseña de forma que por gravedad el agua vaya de una parte del sistema a otro y el coste de consumible es mínimo, pues sólo se usan pequeños granos de caliza, carbonato cálcico, como sustrato reactivo’.

En estos momentos los investigadores trabajan en recoger los datos necesarios para dimensionar la planta de tratamiento que Sacyr construirá en 2015 en la parte alta de la cuenca del Odiel de forma que a finales de ese año comienza la monitorización de los resultados y la comprobación de su funcionamiento en la que confían al cien por cien. En dicha planta se subirá el pH de las aguas de entorno al 3 que es lo que tienen los ríos contaminados, a por encima de 6 un nivel en el que todos los metales disueltos se precipitan, a través de la utilización de unos filtros reactivos a los que se les ha aplicado una innovación tecnológica para salvar el problema de su colapso.

Nieto ha señalado que ahí radica la novedad de este sistema de tratamiento, en su innovación tecnológica: ‘La innovación tecnológica en nuestro caso consiste en que a la vez que precipito los metales aplico un sistema que permite que conforme los filtros pierden porosidad primaria generen una secundaria por disolución’, ha explicado el especialista investigador.