Temas Especiales

24 de Nov de 2020

Economía

Brasil perdió 1,51 millones empleos formales en el 2015

Informe

Brasil perdió 1,51 millones empleos formales en el 2015
El presidente brasileño, Michel Temer, ofrecerá obras al sector privado para crear nuevas plazas de trabajo.

Brasil perdió 1,51 millones de puestos de trabajo formales en 2015, lo que supone el peor dato desde 1985, cuando se inició la serie histórica, según datos del sistema de Relación Anual de Informaciones (Rais) del Ministerio de Trabajo divulgado este sábado.

El gigante suramericano, que se encuentra sumido en una grave crisis económica desde 2014, pasó de tener ese año 49,6 millones de puestos de trabajo formarles, que son los declarados oficialmente y que cuentan con todas las garantías laborales, a 48,1 millones en 2015.

Esta caída en el número de empleos supone el primer retroceso desde 1992, de acuerdo con el informe, que contempla tanto puestos de trabajo en el sector privado como en el público.

El informe también apunta que el salario medio real en Brasil sufrió un retroceso de 2.56 % en 2015, con respecto al año anterior, debido a que el alto número de despidos favoreció la contratación en peores condiciones económicas.

Tan solo el sector agropecuario registró más contrataciones que despidos el año pasado, lo que le llevó a generar 20,900 puestos de trabajo. Todos los demás sectores registraron un descenso de la oferta de empleo, con especial destaque de las industrias de transformación (-604,100), construcción civil (-393,000) y comercio (-195,500).

La tasa de desempleo subió hasta 11.6% de la población activa en el trimestre que va de mayo a julio de este año, cuando cerca de 11,8 millones de personas buscaba trabajo, según datos divulgados a finales de agosto por el gubernamental Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

De acuerdo con el Ministerio de Trabajo, Brasil perdió en los siete primeros meses de este año 623,520 puestos formales de trabajo y 1,7 millones entre agosto de 2015 y julio de 2016.

La semana pasada, el Gobierno brasileño anunció que se propone ofrecer al sector privado 25 proyectos de infraestructuras. Esto con ‘el objetivo es propiciar el crecimiento económico (y) con la meta central de crear nuevas plazas de trabajo', declaró el presidente brasileño, Michel Temer, al inaugurar una reunión en la que se comenzarán a precisar esos proyectos y la normativa legal.