Panamá,25º

05 de Dec de 2019

Economía

Las fórmulas que llevó Panamá para convencer al Foro Global de la OCDE

Panamá no cesa en su intento por dejar atrás las listas discriminatorias internacionales que empañan la reputación del país. 

Ministro Héctor Alexander en la reunión del Foro Global de Transparencia en París.Cedida

En la última revisión del plan de acción por parte del Grupo de Acción Financiera (GAFI), el país mantenía ‘cumplimiento parcial’ en los estándares -que hoy ya no son los mismos- para combatir el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo.

Otro yunque que pesa sobre el país -más por la necesidad local de ser bien calificados afuera- es el de la transparencia fiscal. Pero ese tema ocupa más a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que a pesar de no tener a Panamá como miembro, extiende sus estándares a través del Foro Global de Transparencia, una especie de brazo extensivo de la OCDE.

Justo por estos días, desde el 25 de noviembre hasta hoy, se lleva a cabo en Francia la reunión plenaria de dicho foro. Una nutrida delegación panameña acudió para 'demostrar’ los esfuerzos de Panamá por incrementar la transparencia. 

El gobierno panameño listó este miércoles en un comunicado los esfuerzos que lleva adelante, entre las que hay acciones ejecutadas, otras iniciadas y otras que quedan pendientes.

  • Por medio de la Dirección General de Ingresos, del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), elaboró un plan de acción que refleja el compromiso con los objetivos contenido en la Declaración de Punta del Este, considerando elementos estratégicos, procedimentales y tecnológicos que permitan realizar cambios y desarrollar objetivos a nivel normativo, administrativo e institucional. 
  • A nivel normativo, el plan incluye el Decreto Ejecutivo que establece la obligación del Reporte País por País adoptado en mayo.
  • Un Manual de Procedimientos para el Departamento de Intercambio de Información Tributaria que fue adoptado en agosto de 2019 respectivamente.
  • El Decreto Ejecutivo que crea el estatus de suspendido en el Registro Público de Panamá.
  • La modificación a la Ley 52 de 2016 de Registros Contables que se encuentra en discusión.
  • Las discusiones iniciales sobre la posibilidad de crear un Registro de beneficiarios finales.
  • A nivel técnico, se trabaja en la automatización del Departamento de Intercambio de Información Tributaria.
  • El desarrollo de una plataforma efectiva y segura que permita utilizar la data recibida producto del intercambio automático de información.
  • Implementar la solución informática que permita ejecutar las obligaciones adquiridas establecidas mediante la adopción del Reporte País por País.

Ángel Gurría, el secretario general de la OCDE - que en medio del estallido de los Panama Papers en 2016, calificó al istmo como el ‘último gran reducto para esconder fortunas offshore’ - recordó en la plenaria de ayer que hace 10 años el reto del los países del G20 era acabar con el secreto bancario para fines impositivos. “10 años después, podemos decir que ese reto se ha cumplido”.

Pero apuntó que hoy el reto es otro. Para Lationamérica por ejemplo, citó la Declaración de Punta del Este, en la cual los países de la región acordaron maximizar el uso efectivo de la información intercambiada en virtud de las normas internacionales de transparencia fiscal. Allí, contó Gurría en el foro, se dieron cuenta que antes no había suficiente información bancaria y fiscal disponible de Latinoamérica. Hoy, dijo, hay ‘demasiada información’ y el nuevo reto es cómo encontrar la manera de procesarla en cada país.

Además anunció ‘una segunda fase’ de iniciativas para ponerle cara a los beneficiarios finales de las sociedades. Esta iniciativa fue aprobada por el Ejecutivo y se encuentra en el paquete de leyes que presentará el Gabinete a la Asamblea para su discusión durante las sesiones extraordinarias. Se trataría de crear un registro de todos los beneficiarios finales de las sociedades anónimas y fundaciones, algo que con la ley actual, solo están obligados a registrar y custodiar los agentes residentes. 

Aún si se alinean todas las fichas y se aprueban las nuevas iniciativas en la Asamblea, el talón de Aquiles seguirá siendo el cumplimiento de todas esas nuevas leyes y procedimientos aprobados. Y hacerlo con verdadera intención de cumplir la ley y con eficiencia sostenida. Quizás así los organismos internacionales dejen de subir la barra de sus estándares para que el país pueda llegar a cumplirlos y salir de las listas.