Temas Especiales

06 de Jul de 2020

Economía

Aerolínea de bajo costo Wingo, motor para dinamizar el turismo en Panamá, pero el reto es la infraestructura

En una entrevista con La Estrella de Panamá, la directora general de Wingo, Carolina Cortizo, dijo que en tres años han transportado -desde y hacia- Panamá más de 800,000 pasajeros, pero el aeropuerto Panamá Pacífico, desde donde operan, se les ha quedado "muy chico".

Carolina Cortizo, directora general de Wingo.
Carolina Cortizo, directora general de Wingo.Cedida

De profesión ingeniera industrial y de sistemas, de la Universidad de Virginia Tech, la panameña Carolina Cortizo Colón es la actual directora general de la aerolínea de bajo costo (low cost) Wingo, cargo que desempeña desde noviembre de 2019.

En su experiencia, Cortizo también trabajó por más de siete años en Copa Airlines, donde asumió cargos como analista en planificación estratégica, gerente de producto y gerente de precios y gestión de ingresos; y está convencida de que la aerolínea de bajo costo pueden ser un motor dinamizador del turismo en Panamá, pero el reto es la infraestructuras para atender la demanda que se avecina. Se avanza en un plan.

Con el firme propósito de ofrecerle oportunidad a los millones de viajeros de volar con precios más bajos, puntualidad y “buena onda”, Cortizo está fuertemente comprometida en expandir las rutas y las flotas de la aerolínea “low cost” para dar a conocer Panamá en todos los lares donde opera.

En una entrevista con La Estrella de Panamá, la también hija del presidente de la República, Laurentino Cortizo, compartió los resultados de crecimiento de Wingo en 2019, las expectativas del plan de expansión y las proyecciones en torno a las nuevas rutas y flotas que tienen para este 2020 y 2021, entre otros aspectos importantes.

Wingo, que forma parte del grupo Copa Airlines, inició operaciones en 2016 y tiene su sede en Bogotá Colombia. Opera vuelos a 14 destinos en 8 países de América Latina y el Caribe, entre ellos Panamá.

¿Cuáles fueron los resultados financieros y de ocupación de la aerolínea en 2019?

El 2019 fue un muy buen año para Wingo; diría yo el mejor de toda nuestra operación. Hace tres años empezamos operaciones con el primer vuelo, en diciembre de 2016; y en 2019 tuvimos 7% más capacidad versus 2018. Con toda esa capacidad adicional logramos incrementar en 87% el factor de ocupación de nuestras aeronaves, alrededor de 2 puntos porcentuales más que en 2018. Esto significa que logramos absorber toda esa mayor capacidad de una manera muy saludable y cerrar 2019 como un año rentable para Wingo, superando todas las expectativas de la empresa.

¿Cuál fue la ganancia por la venta de los boletos aéreos el año pasado?

En el tema de ingresos, como compañía parte de un holding (Copa Airlines) que reporta a la bolsa, no solemos decir el monto de las ventas que genera Wingo, pero lo que sí te puedo decir, es que fueron unas ventas muy saludables y resultaron en un margen positivo para la empresa. Para 2020 vemos que ese número incluso va a ser mayor, pues estamos en un buen camino en el tema de los costos, pues como aerolínea de bajo costo, tenemos que enfocarnos en mantenerlos lo más bajo posible para poderle dar al pasajero esas tarifas más bajas que tanto busca. Entonces, 2019 fue un muy buen año y 2020 se vislumbra aún mayor.

En específico, ¿cuáles son las proyecciones de crecimiento que tienen para este 2020?

2020 será un año de crecimiento para Wingo por las siguientes razones: tenemos aviones más grandes, en enero nos llegó nuestra cuarta aeronave 737-800 (de 186 sillas) que vino a hacer la transición de los aviones que teníamos anteriormente, los 737-700 (de 142 sillas), ahora tenemos 44 sillas más por avión. Esto resulta en un 32% más de capacidad en 2020 versus 2019. Aparte de eso, en cuanto a crecimiento, estamos incorporando la quinta aeronave 737-800 y va a estar basada en Panamá, lo que nos permitirá tener mucha más capacidad y seguir aumentando la presencia en el país, donde ya tenemos cuatro vuelos a Colombia, en cuatro ciudades (Bogotá, Medellín, Cali, Cartagena); uno a Cuba (La Habana), que empezó a operar en noviembre de año pasado (2019); y la próxima ruta a Perú (Lima). Esto significa que 2020 se proyecta con un crecimiento de alrededor de un 40% versus el 2019, y proyectamos que también va a ser un año bien rentable para Wingo.

¿Cuándo empezaría a operar la nueva ruta Panamá-Lima y cuántas frecuencias tendrá?

La primera operación de la nueva ruta Panamá- Lima (Perú) será el 28 de abril (próximo), con frecuencias dos veces por semana, los martes y los sábados. El vuelo sale cerca de la 1:00 p.m. de Panamá y estaría llegando a Perú a las 4:00 p.m. Y luego se regresaría a Panamá alrededor de las 9:00 p.m.

¿Cuáles son las expectativas en torno a la nueva ruta a Lima?

Las expectativas son las mismas que hemos mantenido desde el inicio de nuestras operaciones y a lo largo de estos tres años; y es que la ruta sirva para dinamizar el transporte aéreo hacia Panamá, traer pasajeros peruanos hacia Panamá y también peruanos que vayan a Perú con una tarifa realmente baja. La tarifa ida y vuelta a Lima está en 113 dólares, incluyendo los impuestos. Es decir, es una tarifa muy accesible y con ello se logra estimular un mercado que quiere viajar, pero que quizás no encuentra la tarifa que se ajuste a su bolsillo. En Wingo le damos al pasajero esa oportunidad de viajar bien y a bajo costo, llegando a tiempo y seguro.

¿En los años que tienen en el mercado cómo ve se está dando la evolución de las aerolínea que ofrecen el servicio a bajo precio?

Wingo tiene tres años en el mercado y sí hemos visto que se han incorporado al mercado otras aerolíneas de bajo costo y cada vez más las personas están demandando estas tarifas más bajas. Pero en Wingo tenemos un modelo robusto en donde nos apalancamos mucho de nuestra buena onda y del servicio que le damos a nuestros pasajeros ; y ese es nuestro diferencial. Además de eso también le ofrecemos la posibilidad de llevar dos equipajes totalmente gratuitos: un artículo personal y un equipaje de mano que sumen 16 kilos, lo cual también es un diferencial para una línea aérea de bajo costo. Aunque en el mercado hay visibilidad de otras marcas que quieren entrar a participar de este modelo, nos sentimos muy cómodos con el modelo que tenemos y muy satisfechos con lo que hemos logrado en estos tres años. Sabemos que 2020 va a ser un año de crecimiento y va a seguir fortaleciéndose en la región y ahora en Panamá con la llegada de la quinta aeronave.

¿Cuáles serían las principales rutas o destinos de Wingo en la región?

Cuando hablas de principales destinos yo me enfocaría en esos que nos impulsan a nosotros, por lo menos, desde Panamá. Todas las rutas que tenemos realmente aportan a la rentabilidad de la compañía y más allá de eso servimos como motor turístico al país. En lo que va de operación de Wingo (en estos tres años) hemos traído cerca de 800,000 pasajeros - desde y hacia- Panamá, lo cual es una cifra realmente impactante para el turismo del país. En la aerolínea nos enfocamos en eso, en atraer personas y en dar a conocer Panamá en todos esos países donde operamos; y a la vez darle alas a los panameños para que puedan viajar y conocer, con tarifas bajas y servicio de calidad.

Tengo entendido que ustedes están trabajando muy fuertemente en un plan de expansión de la aerolínea de bajo costo, ¿eso significa que van a abrir nuevos destinos?

Sí, como comenté, la quinta aeronave va a estar basada en Panamá; y eso quiere decir que vamos a tener que incorporar más frecuencias y más destinos desde Panamá. En estos momentos, estamos terminando de afinar la red de rutas para esa quinta aeronave y te la estaremos compartiendo cuando ya la tengamos lista para promoción. Lo que sí puedo adelantar es que, definitivamente, con esto vamos a tener mucha más presencia en Panamá, más rutas nuevas y posiblemente un incremento de las rutas que tenemos hoy en día también.

Como usted bien dice, hay una evolución en el mercado, ¿Wingo no teme que otras compañías le reste mercado?

No necesariamente, pues sentimos que tenemos un modelo bastante robusto en donde nos apalancamos mucho de asegurarnos que nuestros costos sean lo más bajo posible para poder ofrecer esas tarifas más bajas. Pero para mantener esos costos y operación austera hay que tener mucha disciplina, y aquí la tenemos, siempre teniendo en cuenta que no podemos sacrificar la seguridad de nuestros pasajeros. Ese es nuestro norte; y por eso aunado a nuestra buena onda creemos que tenemos un modelo muy robusto que nos pone en una buena posición en frente de cualquier adversidad que se nos pueda presentar.

Si bien están creciendo y trabajando fuertemente en la expansión, ¿cómo considera está el tema de infraestructura aeroportuaria en Panamá?

Puntualmente sobre el aeropuerto de Panamá Pacífico, donde operamos en este país, éste era militar y se adecuó para operaciones internacionales de aerolíneas como Wingo y realmente tiene capacidad para cien pasajeros. Sin embargo, nuestras aeronaves ya vienen con 186 pasajeros muchas veces, entonces se nos ha quedado chico; y ahora sumado con la quinta aeronave, vamos a tener operaciones simultáneas desde Panamá Pacífico, lo que complica un poco el tamaño actual de la terminal. Puedo adelantar que estamos trabajando muy de la mano con el equipo de la empresa del Aeropuerto Internacional de Tocumen, S.A. (Aitsa), que son los mismos operadores de Panamá Pacífico, para expandir la terminal área lo antes posible. Ahora mismo están en una fase de diseño y tienen un plan maestro a diez años, que entiendo están trabajando. Sí, vemos esa necesidad que, incluso, no puede esperar a nuestra quinta aeronave, por lo que (en Aitsa) están muy alineados con nuestras necesidades y con las del país y saben que este aeropuerto ya no da más.

¿Estas mejoras de infraestructura se recargarían al costo de las operaciones de la línea aérea, y por ende a los boletos de los pasajeros?

Probablemente no vemos un impacto y te explico ¿por qué? Teníamos una aeronave de 142 sillas y para 2020 o 2021, por ponerte un ejemplo, asumiendo que esté lista la expansión a finales este año, para el próximo año vemos que estaríamos duplicando la cantidad de pasajeros que ingresan al aeropuerto (de Panamá Pacífico) versus los que se han estado moviendo en los últimos años; y ese aumento de pasajeros representa un incremento en ganancias para el aeropuerto en cuanto a tasas aeroportuarias y puestos que se le cobra al pasajero, y esa nueva capacidad que está entrando con Wingo paga esa inversión que haría ese aeropuerto. Me atrevería a decirte que en menos de dos años esa inversión se ha recuperado y tiene una ganancia clara.

Respecto a la situación del entorno mundial, la depreciación de las monedas, las tensiones por los conflictos políticos y las crisis económicas que han estado impactando a los países por diversos motivos, causaría alguna repercusión en los estados financieros de la aerolínea?

Por ahora los países donde operamos se han mantenido bastante estables. Ecuador, por ejemplo, es uno de los países donde operamos y tenemos vuelos tanto a Quito como en Guayaquil; y en octubre tuvo un poco complicado por temas políticos, pero fue un mes muy puntual donde se pudo recuperar. Y más allá de ese mes, incluso, ya habíamos vendido la mayoría de nuestra sillas. Y por más que hay elementos externos que pueden impactar nuestra operación, sentimos que hemos podido manejarlo y llevar de una manera en que no nos ha impactado nuestros estados financieros.

¿Qué planes de nuevos destinos tienen?

El mensaje que te dejó es que seguimos creciendo y que prontamente vamos a tener otra conversación para contarles esas nuevas rutas que vamos a estar incorporando a nuestra red en Wingo.

Tengo entendido que han sido merecedores de algunos reconocimientos, cuáles son esos?

Nos sentimos muy orgullosos de que por segundo año consecutivo, Kayak y sus usuarios han reconocido a Wingo como la mejor aerolínea de bajo costo de Latinoamérica y la tercera del mundo. Eso es algo que para nosotros nos llena de mucho orgullo y esperamos seguir manteniendo a lo largo de nuestra operación; y que creo es producto del trabajo de un equipo que está comprometido y que ve la necesidad de ser “buena onda” con nuestros pasajeros y que va más allá de un eslogan como parte inherente de nuestra cultura.

¿Cómo está compuesta la flota que opera Wingo?

Está compuesta de cuatro aeronaves y todas son Boing 737-800 NG. Son aviones que tienen una sola cabina de clase económica de 186 sillas.

¿Cuál es el tiempo de durabilidad de estas aeronaves, son nuevas o usadas?

Son aeronaves que tienen un promedio (de vida) de diez a doce años de edad. Y una aeronave te puede durar muchísimos años. Hay aeronaves que tienen 30 o 40 años y funcionan perfectamente bien. Las nuestras tienen una edad promedio de 12 años y están en perfecto estado. Se le hace su revisión y mantenimiento periódicamente y es una gran aeronave que nos permite darle esa oportunidad a muchas personas de viajar bien y a bajo costo.

¿Cómo hacen para mantener estás naves siendo una línea aérea de bajo costo?

Si hay algo en que nosotros no escatimamos es en el tema de seguridad y mantenimiento de las aeronaves. Esa es una línea dentro de muchas en una aerolínea y ésta es la única (seguridad y mantenimiento) en donde no vamos a buscar opción de costo. Buscamos ser eficientes en todo el tema de manejo de los costos que tenemos; y hay muchos de ellos que uno puede asegurar mantenerlos lo más bajo posible con negociaciones. No gastar en excesos y mantenernos enfocados en que nuestro modelo solo funciona si logramos mantener todas estas cosas que no son negociables, como el mantenimiento, con el precio que tiene que tener; y el resto, que son negociables, nos enfocamos en bajar sus costos, y con ello estamos incrementado nuestro volumen y al tener más volumen diluimos esos costos unitarios; y esa es la meta.