Temas Especiales

09 de Jul de 2020

Economía

Plan del 'día después': $1,300 millones para préstamos bancarios

Al momento los fondos materializados incluyen los $2,500 millones de la última emisión de bonos y un préstamo de $41 millones del Banco Mundial. Se esperan otros fondos y líneas de crédito, pero la mayoría para sufragar el presupuesto de este año

Ministro de Economía y Finanzas, Héctor Alexander.
Ministro de Economía y Finanzas, Héctor Alexander.Presidencia

En medio de un déficit presupuestario ya anunciado, la mayoría de los fondos gestionados por el gobierno panameño durante la pandemia serán para amortiguar el presupuesto estatal 2020. Así lo dio a conocer este martes el ministro de Economía y Finanzas, Héctor Alexander, en una videoconferencia con periodistas y analistas económicos del sector privado.

Y es que del total de fondos gestionados solo en medio de la crisis, en un lapso menor de 3 meses y que suman poco más de $3,890 millones, la mayoría se necesitaba ya —con o sin pandemia— para cubrir el déficit de $2,213.7 millones del gobierno central, además de los compromisos de deuda anual por $1,730 millones.

Aún así, según los números que presentó el ministro Alexander durante la conferencia, después de la deuda adquirida durante la pandemia, habría que sumar el déficit de los ingresos no recaudados en los meses de marzo y abril, que representan otro déficit de $562.7 millones vs lo presupuestado. Dentro de este escenario, aún quedaría por manejar un déficit de $851.4 millones del presupuesto anual del gobierno central, sin incluir el de las empresas del sector público no financiero.

Fondos gestionados por Panamá en medio del Covid-19

  • Bonos  globales por $2,500 millones
  • Línea de crédito con el BID por $300 millones ($150 para mipymes y $150 millones para sector agro)
  • Préstamo del FMI $500 millones que canalizará la banca privada en préstamos
  • Préstamo del Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA) por $500 millones
  • Péstamo de Banco Mundial por $41 millones 
  • Préstamo del CAF por $50 milllones
  • Donación del CAF por $450 mil
  • Donación de EEUU por $750 mil 

El panorama se ensombrece con un pronóstico de crecimiento negativo para este año, será "no menor del 2%", en palabras del propio Alexander. El ahorro en gastos operativos del gobierno incluye el congelamiento de 10,420 posiciones de trabajo —que representan un ahorro de $151 millones este año— y la cancelación de obras prometidas en la administración anterior de Juan Carlos Varela, cuyo inicio hubiese representado gastos de inversión por $1,510 millones.

Alexander defendió la política económica implementada por su administración en el Ministerio de Economía y Finanzas, calificándola como una política anticíclica necesaria ante el bajo nivel de ahorro y la situación económica mundial, y justificando la solicitud a ante la Asamblea de subir el tope de endeudamiento que permite la Ley de Responsabilidad Social Fiscal, misma que se concretó en octubre del 2019. El presupuesto general del 2020 se ajustó también a la baja en ese momento para situarse en $23,322.45 millones. 

Plan del Día Después 

Los fondos iniciales destinados por el gobierno para atender la pandemia sumaron $191.7 millones, de los cuales ya se han usado $184.4 millones, según el comunicado oficial de Presidencial del  pasado 6 de mayo. A eso se sumó la redirección de $2,000 millones del prespuesto general hacia el sector salud que hizo el MEF para garantizar la atención de la crisis. 

En cuanto a la ayuda directa, —con excepción del bono de $80 y las bolsas de comida— mientras la mayoría de los países en Centroamérica hizo llegar los fondos directamente a los afectados, especialmente a las poblaciones más vulnerables, el gobierno panameño optó por canalizar los fondos de apoyo a través de la banca, para fortalecer el sistema financiero. 

Así, el plan del día después, como llamó el gobierno al proceso de recuperación económica posterior a la crisis desatada por el nuevo coronavirus, incluye un préstamo de $500 millones por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI) que la banca privada redireccionará  —a través de préstamos— a los panameños. Los términos de los préstamos, tasas y condiciones no se conocen hasta el momento.  El gobierno recibirá los $500 millones que vienen del FMI y abrirá un fideicomiso que va a administrar el Banco Nacional y "el disparador lo va a dar la Superintendencia de Bancos" reveló Alexander. 

Además,  el Banco Nacional abrió una línea de crédito con el Banco Interamericano de DEsarrollo (BID) por $300 millones ($150 para mipymes y $150 millones para sector agropecuario); y otros $500 millones a través del Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA).

En total, el gobierno canalizará fondos por $1,300 millones a través de la banca"para garantizar y mantener la mayor cantidad de empleos posibles", según un comunicado previo de Presidencia.  ¿Por qué no a través de la banca estatal si los fondos tienen garantía estatal?. Según Alexander, porque como Panamá no tiene un banco central, se tiene que tener un prestamista de última instancia. "Lo que se busca es estar seguro de la liquidez del sistema bancario, esto facilita mucho las transacciones que pueden hacer los depositantes".

La estrategia financiera que describió el ministro en la conferencia este martes se basa en fortalecer la capacidad del sistema bancario para hacerle préstamos a la micro y pequeña empresa, pequeños agricultores, contribuir a fortalecer las cadenas de pagos a la economía y mantener las relaciones de los bancos con sus depositantes y clientes.