Temas Especiales

05 de Dec de 2020

Economía

Casas de citas listas para reabrir, bajo demandas de la Spac por derecho de autor

En medio de la crisis, estos negocios enfrentan una serie de querellas por derecho de autor  sobre la música que se reproduce en las casas de citas, demandas que alcanzan el millón de dólares

push las cascadas
La casa de ocasión "Las Cascadas" fue objeto de la primera condena a uno de estos negocios en Panamá por supuestas faltas al derecho de autor.Cedida

Las casas de citas, de ocasión, moteles o "push botton" están listas para reabrir sus puertas el próximo 12 de octubre, conforme al cronograma establecido, en medio una serie de demandas millonarias, penales y civiles, interpuestas por la Asociación Panameña de Autores y Compositores (SPAC),  en estos momentos de crisis y en que la pandemia de la covid-19 ha debilitado la situación financiera de muchos negocios del país, según la Asociación Iberoamericana de Panamá (Asipa), ente que aglutina a 32 de estos negocios a nivel nacional.

"El impacto de la covid-19 ha sido drástico para nuestros negocios como en todas las empresas. No generamos ningún centavo desde marzo y estamos gastando mucho dinero en compañías de seguridad para poder cuidar los intereses de las empresas y todo lo que hay dentro de nuestros negocios. Estando sin operaciones es insostenible", expresó el presidente de Asipa, Manuel García San Martín, en una entrevista con La Estrella de Panamá, en donde miembros de la Asociación y los abogados expusieron las implicaciones de las querellas interpuestas por SPAC y la histórica condena recientemente emitida a la empresa Cegaes,S.A. operaria de la casa de ocasión "Las Cascadas".

En el contexto de las demandas, el abogado Adolfo Linares, de la Firma Tapia Linares y Alfaro, explicó que el pasado mes de julio el Órgano Judicial condenó a la empresa Cegaes,S.A. operaria de la casa de ocasión "Las Cascadas", ubicada en Llano Bonito, a pagar la suma de $51,000.00 a la SPAC, por el supuesto incumplimiento a la Ley No. 64 de 10 de octubre de 2012 de derecho de autor, lo cual a su juicio crea un precedente funesto para todos.

Esta sería la primera sentencia que se da a una casa de citas, de una serie de demandas penales y civiles que ha interpuesto la SPAC desde hace un año contra varios miembros de la Asipa, entre ellos: Las Cascadas, Secretos, Campo Amor, Las Flores, París y El Llano.

"Este tipo de demanda no se había dado nunca y este primer fallo va a crear un precedente funesto para todos. Cuando digo para todos no solo estoy hablando de las casas de ocasión sino también de los hoteles, moteles, hospitales, o cualquier lugar donde se reproduzca algo en una televisión. Si sale una canción o un artista bailando, entonces ya tienen derecho a cobrar", alertó Linares.

De acuerdo con Linares, estas querellas suman un monto total acumulado de más de un millón de dólares ($1,000,000) en concepto de derecho de autor, por la supuesta realización de actos de comunicación pública en las instalaciones de varios locales comerciales de hospedaje ocasional.

"Claramente han presentado estas demandas y estas querellas penales aduciendo no solamente que se debe pagar, sino que se debe pagar retroactivamente siete años para atrás, lo que es absurdo porque no hay relación contractual por un lado y por el otro, los clientes de las casas de alojamiento ocasional no son toldos, no son pindines y no son discotecas", afirmó Linares.

Precisó que las demandas interpuestas contra las casas de citas es por no contar con la debida autorización de ejecución pública del repertorio administrado por la SPAC desde 2021, pues alude que por el simple hecho de realizar la actividad comercial de alojamiento ocasional, rentar, habitaciones amuebladas por hora, los hospedajes ocasionales están obligados a pagarles regalías.

push secretos
Casa de alojamiento ocasional Secretos.Cedida

"Entiendo que este es un tema de derecho de autor y que Panamá todavía no está tan avanzado como en otras regiones; y que tal vez los jueces y los fiscales no manejen buen este tema, pero es muy importante que lo hagan de una manera correcta porque los precedentes pueden ser funestos", insistió el abogado.

Según Linares, Cegaes,S.A ya apeló el fallo, pero advirtió que este caso abre las puertas para que la SPAC en un futuro le cobre a los hospitales, los hoteles y hogares el derecho de música de ejecución pública por el solo hecho de tener televisiones.

Por su parte, el abogado y miembro de Asipa, Juan José Goytía, expresó que los permisos de operación de las casas de cita no entran en la categoría para el pago de regalías porque no se dedican al negocio de transmitir  música de manera pública sino que la atención que ofrecen en sus locales comerciales es "privada".

"Nosotros no nos dedicamos a la música, nuestro aviso de operación dice alojamiento ocasional. Además la gente no va a bailar a nuestros negocios, va a buscar intimidad, y eso hay que dejarlo claro", sostuvo Goytía, representante legal del Jardín París, Secretos y Campo Amor, otros de los querellados por SPAC.

Mencionó que desde hace más de diez años, la SPAC tiene contratos con todos los hoteles del país miembros de la Asociación Panameña de Hoteles (Apatel) y en ese contrato se pactó solamente cobrarle por las áreas comunes de los hoteles bajo el análisis de que las habitaciones "son privadas" tal como lo son en el hogar y en las casas de alojamiento ocasional.

Linares, por su lado, dijo que si en todo caso la SPAC pretende cobrarle regalías por derecho de autor a estos negocios, como entidad de gestión colectiva, en primer lugar tienen la obligación de acercarse a los clientes para conversar y establecer un contrato de acuerdo tarifario, pero en este caso nunca se les han acercado para hablar sobre el tema.

"La SPAC jamás se ha acercado a solicitar una negociación directamente, en este caso con Cegaes, ni tampoco con las tres casas de alojamiento ocasional: Campo Amor, París, y Secretos. No ha habido nunca contacto de negociación de nada", afirmó Linares, aduciendo que SPAC presentó estas demandas sin tener cómo comprobar que en efecto se reproduce música en estas empresas.

Mientras tanto Goytía consideró que con esta demanda "se ensayó porque se cae de su peso, ya que si no existe un contrato firmado con SPAC, tampoco existe una obligatoriedad entre partes". Entonces, "si no tengo un contrato firmado con ellos, cómo puedo ser objeto de esa demanda", argumentó Goytía, quien aseguró que las habitaciones de estos locales sí cuentan con televisores instalados, pero el servicio se le paga a la empresa Cable Onda S.A. y que ésta a su vez paga sus derechos de difusión a la SPAC. 

Lo que pretende SPAC con estas querellas, según Linares, es cobrarle a los hospedajes ocasionales demandadas "el doble" de las supuestas regalías por derecho de autor, pese a que Cable Onda ya paga el servicio para poder transmitir la señal o la ejecución pública de música en las instalaciones de sus clientes.

"No estamos en contra de las regalías, ni de la SPAC, sino que no entramos dentro de la categoría de pagar eso y si (hipotéticamente) ese fuera el caso Cable Onda ya lo paga. Todos ya están pagando cuotas de regalías a la SPAC de manera indirecta por vía de subcontrato con Cable Onda, que es una empresa de cable, que transmite señal a sus clientes" , expresó Linares, quien tachó de "un total disparate tal acción y que en el tema penal el fiscal no debió siquiera haber admitido la querella".

Linares sustentó además que "el negocio del alojamiento ocasional no es poner música ni que la gente vaya bailar". La función de la actividad es brindar un sitio privado y de intimidad a sus huéspedes ocasionales, por lo que la reproducción, retransmisión, comunicación de obras objeto de derechos de autores y derechos conexos van en contra del servicio que prestan.

"Esa persona que está dentro de la habitación de una casa de cita está en un ambiente privado, ya sea solo o con su pareja; y lo que busca es un lugar con privacidad para no entrar en más detalles", subrayó Linares.

El jurista insistió en que el fallo contra Cegaes y las querellas penales y civiles interpuestas contra los otros miembros de Asipa "no solo son funestas sino que también son horrorosas porque que van en contra de los precedentes que hay en otros países sobre estos temas".

Expectativas de reapertura

En torno a las expectativas de la reapertura de los "push botton" el próximo 12 de octubre, García San Martín dijo que esperan arrancar con el 50% del personal. Precisó que dentro de  los negocios que pertenecen al grupo laboran entre 1,250 a 1,500 personas de manera directa y otros indirectos,  por lo se espera que entre 650 a 700 personas reinicien sus labores en la fecha prevista.

Comunicó que para esta reapertura se han preparado con los protocolos de bioseguridad que les exige el Minsa para sus colaboradores: Gel alcoholado, mascarillas y guantes desechables,  lavado de manos y el distanciamiento de dos metros.

Sobre los cuidados de limpieza en estos negocios, resaltó que antes de las crisis sanitaria tenían altos estándares sanitarios. Cuando una pareja se retira de una habitación, de inmediato, se procede a retirar las sábanas, almohadas y toallas; y se lavan y se desinfectan con unas máquinas industriales. El piso se trapea con clorox y se asea debidamente el baño y todos los rincones del cuarto.

Con respecto a los clientes, expuso que éstos nunca tienen contacto con los colaboradores, sin embargo, han realizado adecuaciones como la colocación de

de gel alcoholado en los pasillos y habitación. "En las instalaciones les ofrecemos todas las medidas higiénicas  para que estén cómodos y no se vayan a infectar, sin embargo, las medidas de prevención tienen que tomarlas cada una de las personas. Es responsabilidad de cada uno", puntualizó García San Martín.