Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Economía

Exportadora de miel de abeja aplica tecnología para elevar calidad del producto final

En medio de covid-19, el negocio tramita su ingreso a Costa Rica y Estados Unidos, y con el laboratorio ahora podrán llegar a los cuatro continentes

WhatsApp Image 2020-10-11 at 10.51.00 AM
El proyecto se benefició de las convocatorias de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación.Cedida

Independientemente de las restricciones que surgieron para evitar la propagación de la covid-19, negocios en Panamá, especifícamente en la provincia de Chiriquí, han logrado visualizar e invertir en tecnología para mejorar la calidad de sus productos finales.

Un ejemplo de innovación empresarial es el caso de la procesadora de miel de abeja, Si Es Natural, S.A. que al implementar un laboratorio ahora desarrolla un producto con calidad de exportación. Próximamente, ingresarán a Costa Rica y Estados Unidos.

El proyecto empresarial, que fue uno de los beneficiados en la convocatoria de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senacyt), y consistió en establecer un laboratorio para obtener resultados inmediatos sobre los parámetros HMF (hidroximetilfulfural) y los niveles de diastasa, y así conocer la calidad de la miel de abeja que se ha producido, datos que en laboratorios externos tardan hasta tres meses, restando competitividad.

Juan Eduardo Malivern, gerente general de Si Es Natural, S.A., mediante un comunicado de prensa de la Senacyt, manifestó que "los tiempos que tome en hacerse el análisis y obtener sus resultados son críticos para los procesos de exportación... esto nos abre un abanico de oportunidades para exportar a países de cuatro continentes".

Explicó que "antes de la implementación de esta tecnología, la empresa había estado procesando la miel de abeja con los tiempos normales y tradicionales de temperatura, sin medir el efecto en relación con los parámetros antes mencionados. Pero con la implementación del equipo del laboratorio, se ha podido hacer un sinnúmero de análisis y pruebas de control con las que la empresa se ha percatado que la mayor variable que le estaba jugando en contra es el almacenamiento de la miel de abeja, que se estaba realizando en una bodega sin temperatura controlada".

Según Malivern, con el resultados de estos análisis y prueba, la empresa invirtió en el equipo de control de temperatura en la bodega. "Sabíamos que la temperatura que tenemos en el país afectaba el producto final, pero suponíamos que en menor proporción", aseguró el agroproductor.

El empresario destacó que con los cambios en el procesamiento, disminuyeron el riesgo de cristalización en la presentación final del producto, sin afectar las propiedades naturales y contenido de enzimas de la miel de abeja.

Aunque la cristalización es un proceso natural de todas las mieles al ser una solución sobresaturada de glúcidos, los mercados internacionales y los canales de distribución buscan un producto terminado en estado líquido, que es lo que demanda el consumidor final.

"Al disminuir el riesgo de cristalización, se garantiza una menor probabilidad de merma o devolución del producto, porque el mercado quiere miel en estado líquido. Solo un pequeño porcentaje del mercado se mueve hacia la miel cristalizada o cremada", reconoció Malivern.