Temas Especiales

25 de Jul de 2021

Economía

Asociación de Armadores Panameños y la UMIP, piden ley para impulsar el desarrollo del sector marítimo

Aseguran que Panamá necesita una ley de cabotaje para proteger, cuidar y desarrollar su industria marítima auxiliar

Canal
El Órgano Ejecutivo presentó a la Asamblea Nacional un proyecto de ley con el que se busca regular el cabotaje y las actividades de Comercio Interior en las Aguas jurisdiccionales de Panamá. Archivo/La Estrella de Panamá

La Asociación de Armadores Panameños (ARPA) y la Universidad Marítima Internacional de Panamá (UMIP), abogaron sobre la necesidad de una legislación para impulsar el desarrollo del sector marítimo del país, incentivar la inversión local, generar mayores plazas de trabajo y garantizar la seguridad de la vida humana y el medioambiente.

Recientemente el Consejo de Gabinete presentó a la Asamblea Nacional un proyecto de ley con el que se busca regular el cabotaje y las actividades de Comercio Interior en las Aguas jurisdiccionales de la República de Panamá, el cual está pendiente de análisis en el Órgano Legislativo. 

Para el director general de Marina Mercante de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), Rafael Cigarruista, resulta contradictorio que Panamá siendo un país marítimo que tiene alrededor de 13.500 naves que transitan por el Canal de Panamá anualmente y que además tiene una cadena de puertos menores nacionales y puertos concesionados no haya desarrollado el cabotaje o no se haya podido expandir la actividad comercial a través de las vías acuáticas.

Sostuvo que la falta de una legislación que ordene el sector crea confusión y que se desmotive la inversión producto de que no hay una normativa clara. Agregó, además que la falta de incentivo al comercio a través de la vía marítima, le impide al país ser competitivo.

“El negocio marítimo es dinámico y evoluciona…y definitivamente, el país tiene una mora en este tema”, apuntó.

Cigarruista indicó que esta ley promoverá la inversión, el financiamiento y el comercio en el sector marítimo de carga y pasajeros, lo que contribuirá con la creación de empleo para la Gente de Mar y a su vez se moverá la economía y se desarrollaran proyectos a nivel nacional que podrían extenderse a otros países.

Por su parte, el Director Ejecutivo de ARPA, José Digerónimo indicó que Panamá necesita una ley de cabotaje para proteger, cuidar y desarrollar su industria marítima auxiliar.

“Esta normativa vendría a complementar la estrategia marítima nacional, dar estabilidad y seguridad a la industria panameña e internacional, tener un marco jurídico que pueda desarrollar las inversiones y las empresas, para consolidarnos como líderes regionales en esta actividad”, sostuvo.

Digerónimo precisó que más del 80% de los países miembros de las Naciones Unidas tienen leyes de cabotaje que regulan y protegen su industria marítima local, ya que esta a su vez representa un estímulo para desarrollar otra serie de actividades como la reparación o construcción naval. “No puede ser que, siendo líderes en la región en el sector marítimo, seamos uno de los pocos países que no tiene una ley de cabotaje y sigamos estando rezagados”, sentenció.

Marco regulatorio para especies naufragas

En tanto, el subdirector de asesoría legal de la AMP, Idelfonso Suira recalcó que esta sería la primera norma oficial que regule el cabotaje en el país y que dará mayor facultad a la entidad para establecer controles y ordenar el sector.

Indicó que en esta normativa se ha establecido el marco regulatorio para que la Autoridad Marítima tenga mayor competencia en el tema de las especies naufragas ya que actualmente se tienen muchas limitaciones con respecto al manejo y disposición de estas especies para despejar las vías marítimas del espacio interior en el país.

“El proyecto de ley de Cabotaje dará mayores competencias a la AMP para poder disponer de las especies naufragas y que se pueda resarcir al Estado todos los gastos que represente la remoción de estas naves abandonadas”, apuntó Suira.

De acuerdo con cifras de la AMP, se estima que en el país existen unas 37 naves declaradas como especies naufragas entre naves y artefactos navales que por su estado de deterioro representan un peligro para la navegación y contaminación del medio marino.