Alemania, el nuevo campo de batalla contra las farmacéuticas

Por
Actualizado
  • 27/04/2016 02:00
Creado
  • 27/04/2016 02:00
El Gobierno alemán se prepara para ajustar las normas que regulan el precio de los medicamentos, tras el escándalo suscitado por Sovaldi

Alemania, el mercado de medicamentos más grande de Europa, está surgiendo como un nuevo frente en la batalla por los precios de los remedios para empresas farmacéuticas.

El máximo responsable ejecutivo de Roche Holding AG, Severin Schwan, elogió a Alemania por brindar a los pacientes un acceso rápido a medicamentos nuevos fundamentales sin parar para regatear precios.

Otros laboratorios son menos optimistas. En enero, la danesa Novo Nordisk retiró de Alemania su insulina más nueva, Tresiba, tras el fracaso de las negociaciones de precios que formarían la base para las rebajas y descuentos ofrecidos a los seguros médicos estatales.

CONTROVERSIA EN TORNO A SOVALDI

Sovaldi es un tratamiento revolucionario contra la hepatitis C.

Este mes, Bayer AG dejó de vender Stivarga, su remedio para el cáncer, después que las agencias alemanas determinasen que no necesitaba cobertura de los seguros.

Ambas partes siguen el caso con atención ahora que el país se prepara para ajustar más las normas tras la indignación pública causada en 2014 por Sovaldi, el medicamento revolucionario contra la hepatitis C de Gilead Sciences Inc.

El tratamiento le rindió más de $10 mil millones a Gilead en su primer año a pesar de que su precio enfureció a las autoridades sanitarias y a los compradores.

Este mes, el Ministerio de Salud de Alemania esbozó planes para crear nuevas leyes que limiten los reembolsos de remedios en el primer año.

En Alemania, los laboratorios pueden elegir libremente el precio de un nuevo medicamento de venta bajo receta protegido por patentes durante un período inicial que normalmente se extiende por un año. Las empresas públicas de seguros, que cubren a cerca del 90% de la población, asumen los costos. Durante ese período, un órgano de evaluación de remedios ‘el Instituto de Calidad y Eficiencia Sanitaria' determina si el nuevo producto es mejor que los que ya existen. Con esa recomendación, el Comité Federal Conjunto decide los reembolsos y descuentos otorgados a los seguros.

En el caso de Novo, la empresa sostuvo que las autoridades alemanas no reconocían los avances médicos de Tresiba, su insulina elemental de efecto ultra prolongado, para regular la glucosa .

Gilead, que en enero de 2014 obtuvo aprobación de la Agencia Europea de Medicamentos para el remedio, comenzó a vender el tratamiento en Alemania a cerca de $68 mil por un período de doce semanas. Las autoridades de salud pública lo rechazaron y terminaron obteniendo algunos descuentos.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus