23 de Oct de 2021

Internacional

Chile: Piñera pide "respeto" al tratado de 1904 para diálogar con Bolivia

El presidente chileno Sebastián Piñera afirmó que el diálogo con Bolivia para tratar su demanda de acceder al Pacífico debe ocurrir en u...

El presidente chileno Sebastián Piñera afirmó que el diálogo con Bolivia para tratar su demanda de acceder al Pacífico debe ocurrir en un marco de "respeto" al tratado de 1904, que puso fin a una guerra que enfrentó a ambos países a fines del siglo XIX y que ahora el gobierno boliviano cuestiona.

"El primer requisito para tener un diálogo sólido con Bolivia es el pleno y total respeto de ese tratado", dijo Piñera en una entrevista difundida este sábado por el diario El Mercurio.

Mediante el 'tratado de Paz y Amistad' de 1904, Bolivia cedió a Chile 120.000 km2 de territorio y 400 km de costa en el Pacífico, a cambio de beneficios económicos, como el pago de 300.000 libras esterlinas y libre tránsito por los puertos chilenos, para poner fin a una guerra en la que también participó Perú.

En Bolivia, el presidente Evo Morales, ha cuestionado el tratado de 1904, ya que a su juicio "no trajo consigo la paz y la amistad" porque Chile no ha resuelto la demanda boliviana de obtener una salida soberana al Pacífico.

Este tratado "fue válidamente celebrado y está plenamente vigente, por lo tanto, su legitimidad y plena vigencia están fuera de toda duda", replicó Piñera.

Asimismo, Morales pidió a Chile una propuesta concreta para resolver la demanda boliviana, pero en el marco de la Organización de Estados Americanos, lo cual fue rechazado por Piñera.

"Estas conversaciones entre Bolivia y Chile son de carácter bilateral y no competen a otro país o a organismos internacionales, salvo que sea la voluntad de ambas partes", afirmó el mandatario chileno.

Bolivia y Chile crearon en 2006 una agenda bilateral de 13 puntos que incluye la demanda marítima boliviana, pero el diálogo en base a ella está congelado desde que Morales anunciara en marzo pasado que estudia llevar el diferendo a tribunales internacionales.

Ambos países rompieron relaciones diplomáticas en 1978, tras casi un siglo de infructuosas negociaciones para resolver la demanda boliviana.