20 de Feb de 2020

Internacional

Tropas keniatas se adentran cada vez más en Somalia

Las tropas keniatas se adentraron este lunes cada vez más en el sur del territorio somalí para combatir a los rebeldes islamistas shebab...

Las tropas keniatas se adentraron este lunes cada vez más en el sur del territorio somalí para combatir a los rebeldes islamistas shebab a quienes Nairobi responsabiliza por los recientes secuestros de extranjeros en su territorio.

En la provincia somalí de Bajo Juba testigos divisaron tropas keniatas respaldadas por tropas del gobierno somalí de transición y milicias locales, cerca de la ciudad de Qoqani.

La ciudad, situada a unos 45 km de la frontera, era un bastión de los shebab."Los tropas keniatas, respaldadas por tanques y otros vehículos militares, tomaron posición cerca de Qoqani", afirmó por teléfono Saleban Mohamed, un habitante de una localidad vecina. "Pude ver 32 camiones y tanques transportando a centenares de hombres hacia la región", agregó.

El domingo, el portavoz del gobierno keniata, Alfred Matua, había anunciado el ingreso de militares enviados por Nairobi a Somalia para "perseguir a los shebab considerados responsables de raptos y ataques en nuestro país".

La operación keniata se produce luego de que dos empleadas españolas de Médicos Sin Fronteras (MSF), Montserrat Serra y Blanca Thiebaut, fueran secuestradas el jueves en los campamentos de refugiados de Dadaab, al este de Kenia y a un centenar de kilómetros de la frontera somalí.

Los campamentos de Dadaab, que cuando fueron creados en 1991 habían sido previstos para 90.000 refugiados, alojan actualmente a unos 450.000. Desde comienzos de octubre, más de 7.500 personas adicionales llegaron a este complejo, según la ONU, principalmente somalíes.

Somalia, un país sin ley ni gobierno efectivo, está sumido desde 1991 en una serie de episodios de enfrentamientos civiles, lo que permite el florecimiento de la piratería, las milicias armadas y los rebeldes extremistas.Los shebab, vinculados a Al Qaida, controlan buena parte del sur de Somalia.

Libran intensos combates contra las milicias locales somalíes apoyadas por las tropas kenianas, a lo largo de la zona fronteriza entre ambos países.Nairobi los acusa de estar detrás de numerosos raptos, pero hasta ahora ninguno fue reivindicado por el grupo.

El 11 de septiembre una turista británica, Judith Tebbutt, fue secuestrada y el 1 de octubre lo mismo le ocurrió a la francesa Marie Dedieu. Las autoridades keniatas creen que todas estas mujeres fueron llevadas a Somalia.