Temas Especiales

07 de Jun de 2020

Internacional

ONU posterga plan de comercio de colmillos de elefante

Los delegados de 175 países que supervisan el tratado de especies amenazadas adoptaron el viernes medidas que intentan frenar el contrab...

Los delegados de 175 países que supervisan el tratado de especies amenazadas adoptaron el viernes medidas que intentan frenar el contrabando de colmillos de elefante y cuernos de rinoceronte, entre ellas un nuevo plan para eventualmente permitir que el marfil sea de nuevo comercializado de manera legal en los mercados mundiales.

El plan para permitir el comercio legal de marfil por primera vez en más de dos décadas será afinado y presentado de nuevo en octubre, para luego ser considerado para una aprobación final en marzo de 2013 en Bangkok. Fue uno de los más polémicos temas debatidos en las reuniones de una semana de duración de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), que culminó el viernes.

Cerca de 300 delegados acordaron en Ginebra por consenso una serie de medidas y sanciones para el comercio de especies amenazadas. El plan del marfil prevé la reanudación de su comercialización solamente para las existencias recabadas de elefantes que han muerto de causas naturales.

Los delegados también decidieron monitorear a los cocodrilos en Colombia y aves en las Islas Salomón.

Una prohibición global para el comercio de marfil entró en vigor en 1989 para detener el la caza ilegal de elefantes en Africa, pero en la última década el problema aumentó de nuevo con la creciente demanda asiática de palillos, estatuas y joyería elaborados con marfil.

El prolongado debate mundial sobre los elefantes se ha enfocado en los beneficios de mejorar las ganancias de las ventas legales de marfil, dinero que podría ser usado para pagar las medidas de conservación y maneras de proteger a las comunidades locales que viven cerca de animales grandes y en ocasiones peligrosos.

Los delegados también acordaron exigir que Vietnam, uno de los mayores consumidores de cuernos de rinoceronte, presente un reporte en septiembre que explique la manera en que está tomando medidas y verificando que los trofeos de cacería de rinocerontes son adquiridos por razones no comerciales.

El jueves, las delegaciones acordaron suspensiones comerciales en Paraguay, Comoras, Guinea-Bissau y Ruanda con base en su falta de leyes nacionales para regular la lucrativa venta de flora y fauna silvestre.