26 de Feb de 2020

América

Las nuevas reformas

WASHINGTON. El presidente Barack Obama dijo ayer que el atentado fallido en Navidad a un avión expuso una falla de seguridad “potencialm...

WASHINGTON. El presidente Barack Obama dijo ayer que el atentado fallido en Navidad a un avión expuso una falla de seguridad “potencialmente desastrosa” en la que los organismos estadounidenses de inteligencia tenían información para actuar, pero no lo hicieron.

Afirmó, además, que los fallos en los sistemas de inteligencia “no son aceptables” y subrayó que no los tolerará.

El mandatario habló tras reunirse en la Casa Blanca con altos funcionarios gubernamentales a cargo de efectuar dos revisiones sobre lo que salió mal. Entre ellos estaban la secretaria de Estado, Hillary Clinton, el secretario de Defensa, Robert Gates, y la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano.

Obama aseguró que la comunidad de inteligencia tenía suficiente información para haber detectado y “potencialmente” desarticulado el atentado fallido protagonizado por un joven nigeriano de 23 años, Umar Farouk Abdulmutallab, que portaba explosivos adheridos a su ropa interior.

“La comunidad de inteligencia fracasó a la hora de vincular todos los datos”, insistió Obama, quien ha pedido a los miembros de su Gobierno que completen la revisión que encargó de los sistemas de detección en los aeropuertos y las listas de vigilancia de terroristas esta misma semana.

Adelantó, además, que una vez completada la revisión espera que los necesarios cambios se implementen “de forma inmediata”.

“Tenemos que mejorar y mejoraremos y tenemos que hacerlo rápidamente”, insistió Obama.

GUANTÁNAMO

El presidente reiteró, por lo demás, su intención de cerrar el penal de Guantánamo, aunque señaló, en línea con lo adelantado ya por el portavoz presidencial, Robert Gibbs, que se suspenderá de momento el envío de prisioneros yemeníes al país árabe.

Obama ha atribuido la trama del atentado fallido a la filial de Al Qaeda en Yemen.

En la actualidad hay unos 90 yemeníes en Guantánamo y se preveía que alrededor de la mitad fueran transferidos a su país de origen, planes que por el momento quedaron cancelados.

En declaraciones desde la Casa Blanca antes del pronunciamiento de Obama, Gibbs no dejó claro por cuánto tiempo se suspenderán los traslados a Yemen, pero afirmó que la decisión aumentará el número de reclusos que serán enviados al Centro Correccional Thomson de Illinois, donde actualmente se encuentran otros detenidos.