Temas Especiales

30 de May de 2020

América

Chavistas dejan de tener miedo

VENEZUELA. Entre rumores e incertidumbre se encuentra gran parte del chavismo. No obstante algunas voces han empezado a marcar el camino...

VENEZUELA. Entre rumores e incertidumbre se encuentra gran parte del chavismo. No obstante algunas voces han empezado a marcar el camino, indicando que la ‘revolución continúa’. El chavismo parece estar preparándose para un posible futuro sin su líder.

Los chavistas están empezando a perder el miedo a hablar de un futuro sin Chávez en la presidencia, están dispuestos a asumir un rol protagónico para llevar adelante los proyectos del mandatario.

CHAVISMO PREPARADO

‘El pueblo, las clases oprimidas van a tomar el mandato para continuar el camino trazado por Chávez’, precisa Miguel, portavoz de uno de los consejos comunales del popular barrio 23 de enero, bastión del chavismo en Caracas.

Pero este archivista en el Poder Judicial, que dedica todas las tardes y fines de semana a atender los problemas de los vecinos y a coordinar actividades en el barrio, niega que Venezuela vaya a quedarse sin Chávez, de 58 años. ‘El pueblo ve a Chávez invencible. Chávez volverá. Veremos a nuestro comandante Chávez sano. Lo veremos libre de todo mal y hoy día lo esperamos con mucho entusiasmo’, relata con pasión Miguel.

De la misma forma piensa Elisabeth Torres, una mujer de unos 50 años que vende golosinas, juguetes y recargas de celulares frente a la Plaza 4 de Febrero. ‘Vamos a seguir contando con el apoyo de la persona que él deje’ al frente del país, dice.

‘Así como confiamos en Chávez, tenemos que confiar en la persona que suceda al presidente. Que cuenta con mucho apoyo sobre todo entre las clases más desfavorecidas’, aseguró Torres.

De igual forma se expresa Gustavo Márquez, quien reivindica que el optimismo es una de las características del chavismo. ‘Por eso nosotros no pensamos en que Chávez nos falte. Chávez va a estar siempre con nosotros’.

TOMA DE POSESIÓN

Chávez, de 58 años y quien fue intervenido por cuarta ocasión a raíz del cáncer, deberá asumir el próximo 10 de enero un nuevo mandato de seis años.

No obstante la posibilidad de que el gobernante no asista a la investidura ha abierto un debate en el país.

El oficialismo defiende que, según la Constitución, puede jurar ante el Parlamento o ante el Supremo en caso de un ‘motivo sobrevenido’. Mientras la oposición asegura que debe aplicarse lo relativo a ausencias temporales y asumir el presidente del Parlamento.

En lo que respecta a su salud, el vicepresidente Maduro indicó el martes que ‘el presidente se halla en una situación compleja. A veces ha tenido ligeras mejorías, a veces situaciones estacionarias’.

Maduro admitió que ésta es ‘la adversidad más dura’ que ha sufrido el oficialismo desde que Chávez llegó al poder en 1999, pero se mostró confiado en que el presidente se recuperará.