Temas Especiales

22 de Oct de 2020

América

Vientos de decepción rodean la Cumbre

Sin el ‘deshielo’ con la isla y la región unánimemente respaldando a Venezuela

La Casa Blanca se topará con duras realidades durante la VII Cumbre de las Américas que se realizará en Panamá. A pesar de los excelentes avances con Cuba, las últimas sanciones económicas contra Venezuela y el decreto ejecutivo de Obama que declara a ese país una amenaza contra la seguridad nacional de Estados Unidos, es el tema -no Cuba- que amenaza con enturbiar la Cumbre y aislar nuevamente a EEUU de la región.

A pocos días de la cita hemisférica en la capital panameña, los indicios sugieren que los resultados finales podrían vaticinar un nuevo fracaso de la diplomacia norteamericana, especialmente luego de las declaraciones de la subsecretaria de Estado estadounidense para América Latina (AL), Roberta Jacobson, quien dijo este viernes, sentirse ‘decepcionada’ ante el rechazo latinoamericano a las sanciones contra Venezuela. Jacobson, que a su vez lidera las negociaciones con La Habana, había dicho también que durante la cita hemisférica en Panamá, no podría darse el anuncio esperado de la reanudación de las relaciones diplomáticas con Cuba. Sin el ‘deshielo’ con la isla y la región unánimemente respaldando a Venezuela, la OEA estrenando cambio en su secretaría general, podría repetirse en Panamá el escenario que se produjo, hace dos años, en Cartagena, en la cumbre anterior: terminar con una ‘resolución final’ sin consenso o varias resoluciones parciales, pero sin peso continental.

El decreto de Obama, declarando a Venezuela una amenaza a la seguridad nacional de los Estados Unidos, además de incoherente con la historia y política contemporánea de AL, será el espectro que marcará la Cumbre y con el que la región le plantará cara a la Casa Blanca. El panorama actual está así: las negociaciones con La Habana atascadas; AL exigiendo los 33 países en el Alba; CELAC, Unasur y, recientemente, en la reunión de más de 100 intelectuales internacionales, muchos estadounidenses como el exprocurador de EEUU, James Clark, reunidos en Buenos Aires, que se derogue el decreto de Obama.

El siguiente escenario será la Cumbre en Panamá: Jacobson sigue mostrando sorpresa ante estas realidades de la política de América Latina por el ‘disparate diplomático’ en la víspera de la reunión hemisférica.

La OEA tiene la rara habilidad de dejar en evidencia el aislacionismo de EEUU con la región.