Temas Especiales

29 de Jun de 2022

América

Hillary Clinton quería sacar a Sacyr de la ampliación del Canal

Siendo Secretaria de Estado, la hoy aspirante presidencial demócrata, "trató de eliminar" a la constructora española del proyecto

Hillary Clinton quería sacar a Sacyr de la ampliación del Canal
Hillary Clinton pidió investigar a Sacyr y trató de sacarla del camino, según el ex directivo de la constructora, Luis Del Rivero.

El Canal de Panamá ha sido por muchos años un tema dentro de la campaña política estadounidense. Puede considerarse un asunto recurrente, como lo es al calor de la tensa pugna por la presidencia del país norteño.

La aspirante demócrata a la presidencia estadounidense, Hillary Clinton, habría querido sacar de carrera a la constructora española Sacyr, en la carrera por la construcción del proyecto de ampliación del Canal de Panamá.

Así lo indicó Luis Del Rivero, quien tuvo que abandonar la presidencia de la constructora, entre otras cosas, por su mala inversión en la multinacional española Repsol.

Del Rivero aseguró que Clinton, siendo Secretaria de Estado de los Estados Unidos en el año 2009, intentó sacar de la competencia por la construcción de la obra a Sacyr, "porque era una empresa quebrada".

Como expositor en el reciente encuentro de la Escuela de Ingenieros Navales de Madrid, bajo el lema "Panamá, entre Singapur y Madrid", Del Rivero expresó que estas apreciaciones se basan en un informe salido de los llamados "Papeles de Wikileaks", en que se señala que Clinton pidió el 2 de julio de 2009, a todas las embajadas estadounidenses para que investigaran si el Gobierno español "ayudó a una empresa en banca rota (Sacyr), para lograr el megacontrato de la ampliación" del Canal de Panamá.

Según el ex presidente de la constructora ibérica,  Estados Unidos "trataba de demostrar" que el Gobierno de España había ayudado a Sacyr a pagar la fianza de 400 millones de dólares (364 millones de euros), a fin de asegurarse la adjudicación del contrato, llamado  "el contrato del siglo", en el que también estaban sumamente interesadas varias constructoras estadounidenses.

"El impacto más relevante de la construcción del tercer juego de esclusas en el Canal para Panamá ha sido que este país ha demostrado que sin ayuda de Estados Unidos concluyó con éxito el proyecto y, que España "pudo realizarlo", apuntó Del Rivero.

La ampliación del Canal de Panamá permitirá que buques mucho más grandes y con el doble del tonelaje, puedan hacer el tránsito de océano a océano, con un movimiento aproximado de 500 millones de toneladas por año, que la convertirán en la principal estructura de tránsito marítimo, por encima del puerto de Rotterdam en Holanda.

El mega obra, inaugurada el pasado 26 de junio, representó una inversión de 5 mil 500 millones de dólares.