La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

América

Chile: golpe de timón y giro hacia la derecha

Es la segunda ocasión que el empresario Sebastián Piñera llega a la Presidencia de Chile. Al igual que en la primera vez, en esta ocasión sustituye en el cargo a Michelle Bachelet

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, visita la casa del ganador de las presidenciales del pasado domingo, Sebastián Piñera.

Los resultados de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de la hermana República de Chile crean un panorama propicio para una amplia gama de análisis, interpretaciones y evaluaciones, tanto al interior del país, como en el contexto internacional, como de hecho ya se viene dando y todo lo cual supone el respeto a las diferentes posiciones y opiniones.

En nuestro caso, asumimos el análisis desde la perspectiva de cierta familiaridad con el país austral en el contexto de nuestra formación académica por aquellos lares y una constante retroalimentación en torno a sus procesos, políticas sociales, políticos y económicos.

FINAL DEL RÉGIMEN PINOCHET Y EL REAGRUPAMIENTO DE LAS FUERZAS

Con posterioridad al referendo que desplazó del protagonismo político central a Augusto Pinochet en el año 1988, el país ingresó a una dimensión política que favoreció a una concertación de fuerzas históricamente antagónicas, pero que supieron superar profundas diferencias y limar asperezas para iniciar un periodo de hegemonía política en el cual se sucedieron los gobiernos de Patricio Aylwin (demócrata Cristiano), Eduardo Frei (Demócrata cristiano), Ricardo Lagos, Socialista y creador de un nuevo partido: Por la Democracia (PPD) yY Michelle Bachelet (socialista).

MISIÓN Y VISIÓN DE FLACSO

La Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) es un organismo regional, instituido por la UNESCO para impulsar y satisfacer necesidades en el conocimiento de las Ciencias Sociales.

El Programa FLACSO-Panamá busca dotar a la población de análisis sobre los principales problemas que la aquejan, y contribuir con las estrategias de programas de solución.

Dicha concertación gobernó por un periodo de 20 años entre los años 1990 y 2010.

La base del movimiento eran los partidos: Democracia Cristiana, Socialista, Radical y Partido por la Democracia, con exclusión del Partido Comunista.

La Concertación gobernó a partir de acuerdos que alejaron a sus integrantes de la tradicional confrontación ideológica, y acercándose a agendas programáticas con un alto sentido innovador en materia política y un marcado acento de moderación que permitió consensos interpartidarios en torno a ciertas ideas y categorías como por ejemplo: reformismo gradualista, crecimiento con equidad, Libre mercado con políticas sociales, Gobernabilidad y pluralismo ideológico, y todo esto complementado con una elevada dosis de pragmatismo político y económico.

Dicho ensamblaje programático facilitó un dialogo a veces tenso, otras veces fluido con la derecha chilena y sectores de izquierda en los espacios legislativos institucionalizando una convivencia de nuevo cuño entre las grandes fuerzas políticas del país y que se alejaba mucho de las antiguas confrontaciones de mediados del siglo XX.

LA NUEVA CONCERTACIÓN... NUEVA MAYORÍA

Tras el largo periodo de gobierno concertacionista que marcó un crecimiento y desarrollo económico notable del país, el desgaste político tenía que pasar su factura y lo hizo a partir del segundo gobierno de la presidenta Bachelet, en un contexto de nuevo formato político en que de la concertación surge la formación conocida como Nueva Mayoría creada en el año 2014 e integrada por los Partido; Demócrata Cristiano, Socialista, Radical, PPD, Comunista y dos formaciones menores.

En las Elecciones de 2010 Sebastián Piñera derrotó al candidato de la Coalición por el cambio que buscaba un retorno la presidencia: Eduardo Frei Ruiz Tagle. Piñera recibía la presidencia de manos de Michelle Bachelet que dejaba el gobierno con un elevado grado de aprobación para asumir posteriormente un alto cargo en Naciones Unidas.

Durante las dos últimas elecciones anteriores a las del 2017, hubo un intento de protagonismo alterno al de la concertación y el bloque de agrupaciones de derecha, representado en la figura de Marco Antonio Henríquez Ominami, político y cineasta chileno hijo de Miguel Henríquez el emblemático fundador y dirigente del Movimiento de Izquierda Revolucionaria: MIR. Henríquez Ominami aparecía como una nueva estrella en el firmamento político Chileno. Sin embargo dicha estrella no pudo deslumbrar al electorado chileno a pesar de su esfuerzo por entregar mensajes políticos modernizantes e innovadores desde su Partido Progresista.

Su padre adoptivo, el ex senador Carlos Ominami. al evaluar y defender la participación de Henríquez en las elecciones de 2017, fue lapidario al declarar que el gran problema de su hijo era su incapacidad de crear equipos de apoyo político.

LAS ELECCIONES RECIENTES: PRINCIPALES PROTAGONISTAS

Las elecciones de 2017 enfrentaron en primera vuelta a formaciones y sus respectivos candidatos (as) de los cuales cuatro concitaban las expectativas de los electores: ‘La Fuerza de la Mayoría' que apoyaba al Senador por Antofagasta: Alejandro Guillier Sociólogo y periodista conocido por el tono crítico de sus planteamientos. La segunda ‘Chile Vamos' que acompañaba al ex presidente Sebastián Piñera en su intención de volverá La Moneda. La tercera: La Democracia Cristiana y Carolina Goic' que decidieron alejarse de la antigua concertación y volver a sus lides como Partido protagonista y la cuarta; el Frente Amplio que integraba 8 dinámicas y novedosas agrupaciones que apoyaban a la joven y talentosa periodista Beatriz Sánchez. Los resultados entregaron notables sorpresas: ni Piñera ni Guillier obtuvieron los resultados esperados por sus formaciones. Carolina Goic¨y la Democracia Cristiana descubrieron que el electorado ya no concedía importancia electoral al otrora poderoso partido de los Frei, Tomic, Leighton, Fuentealba y Zaldivar. Las grandes sorpresas: el millón trecientos mil votos de Beatriz Sánchez pisándole los talones a Alejandro Guillier. Los significativos votos para el derechista José Antonio Kast Rist como candidato independiente representando un importante 7.93% que prometió endosar a Pinera. La elevada votación de la agrupación EVOPOLI (Evolucion Política) del ultraderechista Felipe Kast Sommerhoff que inmediatamente prometió endosar a Piñera.

Con este panorama todo quedaba relegado a una segunda vuelta el 17 de diciembre.

LOS RESULTADOS: ALGUNAS PROYECCIONES

¿Por qué perdió Guillier? ¿Por qué ganó Piñera? ¿Qué le depara el futuro a un segundo gobierno de Piñera? ¿Qué le depara el futuro a la ‘Fuerza de la Mayoría (concertación? ¿Qué le depara el futuro a Beatriz Sánchez y su pujante bloque? Por ahora todo parece centrarse en las dos primeras preguntas. Que son las dos caras de la misma moneda.

El desgaste político de la Concertación o Fuerza de la mayoría (nueva Mayoría)

La disyuntiva para cierta clase media, media alta, alta, y el gran empresariado entre Piñera: Lo viejo conocido y Guillier: Lo nuevo por conocer. Se resolvió por lo primero.

La efectividad de los endosos desde la primera vuelta de ambos Kast a Sebastián Piñera.

La complejidad y dificultad del endoso del frente amplio y de la Democracia Cristiana a Guillier desde la primera vuelta.

El importante protagonismo en segunda vuelta del Senador Manuel José Ossandon representante de una nueva ‘Derecha Social' (perdió en primarias frente a Piñera) que busca lavarle el rostro a la derecha chilena desde el gobierno de ‘Chile Vamos'

En ese contexto y refrendado por una alta dosis de civismo ,manifiesto en la aceptación de los resultados por parte de los principales actores del proceso electoral, se inicia la segunda experiencia del Presidente Piñera al frente del Estado Chileno.