La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

América

Berlín no reconoce al enviado de Guaidó como embajador en Alemania, según medios

En un pronunciamiento dado en febrero el Parlamento alemán cuestionó la legalidad del reconocmiento al líder opositor Juan Guaidó

El pasado 23 de enero Juan Guaidó se autoproclamó "mandatario interino" de Venezuela, desconciendo al Ejecutivo del presidente Nicolás Maduro.

El Gobierno alemán aseguró en una respuesta parlamentaria filtrada este miércoles por la prensa local que no va a reconocer como embajador al enviado a Berlín por el líder opositor venezolano, Juan Guaidó.

Según publica el "Neue Osnabrücker Zeitung", que ha tenido acceso a la respuesta a la interpelación del partido La Izquierda, el Gobierno alemán no va a acreditar a Otto Gebauer como embajador, pese a que Berlín ha reconocido a Guaidó como presidente interino para la convocatoria de elecciones en Venezuela.

Se reconoce a Gebauer en calidad de "representante personal del presidente interino Guaidó" y "no se prevén más pasos", explica el Ejecutivo.

En este sentido, un portavoz del Ministerio de Exteriores aseguró este miércoles en una rueda de prensa que, a ojos del Gobierno alemán, Guaidó es quien tiene en Venezuela "el mandato legítimamente democrático" para "preparar elecciones".

"Lo decisivo para el Gobierno alemán es que las venezolanas y los venezolanos tengan la posibilidad de decidir sobre su futuro", agregó.

La respuesta parlamentaria del Ministerio de Exteriores destaca que, en su opinión, "las condiciones políticas" para reconocer al enviado de Guaidó "no se cumplen", porque ya ha expirado el plazo máximo de 30 días que tenía Guaidó para convocar elecciones siguiendo las leyes venezolanas.

El "Neue Osnabrücker Zeitung" agrega -citando a círculos diplomáticos alemanes- que, al no reconocer al enviado de Guaidó como embajador, Berlín está atendiendo a la petición del Gobierno español, que ha solicitado a sus socios europeos que no otorguen estatus diplomático a los representantes de Guaidó.

El argumento es que se reconoce políticamente a Guaidó, pero sin que esto tenga efectos legales, ya que no se puede ignorar que el presidente Nicolás Maduro sigue detentando el poder en Venezuela.