Temas Especiales

28 de Sep de 2020

América

Mujica cree que el Gobierno habla mucho pero da "poca plata" a los sumergidos


Uruguay decretó la emergencia sanitaria el 13 de marzo al hacerse públicos los primeros positivos del COVID-19 en el país

José Mujica
El expresidente de Uruguay José Mujica.Raúl Martínez | EFE

El expresidente de Uruguay José Mujica (2010-2015) afirmó a Efe que el Gobierno de su país "da mucha conferencia de prensa", pero le está dando "muy poquita plata a los más sumergidos" que son, en su opinión, quienes más sufren la crisis sanitaria provocada por la COVID-19.

En este sentido, el actual senador dijo que está conforme con las acciones que ha tomado hasta el momento el presidente, Luis Lacalle Pou, pero que son necesarias otras medidas que permitan que los que tienen más puedan hacer un mayor aporte a la crisis.

"Mucho fifi pero milonga nada. ¿Qué quiero decir? Mucha conferencia de prensa pero muy poquita plata para los que están sumergidos porque con bonos de 1.200 pesos (unos 26 dólares) los tipos que no tienen laburo, no tienen seguro de paro, no tienen nada, no pueden vivir y con una canasta de 1.000 pesos (unos 22 dólares) no puede comer una familia. Entonces, que se dejen de machetear y golpeen un poco más arriba", subrayó.

Para Mujica, que atendió a Efe por videollamada debido a que mantiene cuarentena en su casa por su avanzada edad (84 años) y delicado estado de salud, es momento de que empiece a repartirse más dinero para aquellas 400.000 personas que no están metidos en un sistema legal de cobro y viven del trabajo diario, como cuidadores de autos, feriantes, vendedores ambulantes o albañiles de barrio.

Las declaraciones de Mujica se dan días después de que Lacalle Pou asegurara en conferencia de prensa que no tiene pensado gravar al capital porque sería amputar a quienes "van a hacer fuerza para la salida de la crisis".

"La calle es una condena pero también tiene pan para mucha gente que vive en las pequeñas cosas que, sumadas, ya no son tan pequeñas. No debemos olvidarnos de esa gente porque de lo contrario esa gente que está viviendo y comiendo porque hay ollas populares, no sé hasta cuando, va a tener que seguir luchando por su vida", reflexionó.

Si se desatiende a esa población, el exguerrillero tupamaro cree que podría ser un llamador para que aumente el delito o que se generen personas similares al personaje de Francisco de Quevedo, "El Buscón".

Uruguay decretó la emergencia sanitaria el 13 de marzo al hacerse públicos los primeros positivos del COVID-19 en el país y, si bien no existe cuarentena obligatoria, las autoridades exhortan a la población a no viajar ni salir de casa, se suspendieron las clases presenciales y se prohibieron los eventos masivos.

Los más recientes datos en Uruguay reflejan 493 casos positivos del coronavirus SARS-CoV-2 (causante de la enfermedad del COVID-19), 9 fallecidos y 272 recuperados.