27 de Feb de 2020

Mundo

Sínodo en Roma

ROMA. El Papa Benedicto XVI inauguró un concilio de 200 cardenales y obispos de todo el mundo, para evaluar la falta de interés por la ...

ROMA. El Papa Benedicto XVI inauguró un concilio de 200 cardenales y obispos de todo el mundo, para evaluar la falta de interés por la Biblia en el mundo contemporáneo.

El Papa lamentó lo que dio en llamar "influencia dañina y destructiva de cierta cultura moderna".

Esos valores de la cultura moderna, dijo el Pontífice, son los que llevan a proclamar que Dios está muerto, y que el hombre es el único arquitecto de su destino y el maestro de la creación.

El sínodo es un cuerpo de asesores de la Iglesia Católica Romana que se reúne cada tres años.

El encuentro, que se prolonga por tres semanas, comenzó con una misa solemne celebrada por el Papa en la Basílica de San Pablo.

La creciente indiferencia hacia la religión, particularmente en Europa, es una constante fuente de preocupación para el Papa.