Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Mundo

Tensiones en gobierno israelí

USALÉN. Una reunión ministerial secreta entre turcos e israelíes, de la que no fue informado el canciller de Israel, el ultranacionalis...

USALÉN. Una reunión ministerial secreta entre turcos e israelíes, de la que no fue informado el canciller de Israel, el ultranacionalista Avigdor Lieberman, evidenció ayer las tensiones en el gobierno de coalición de Benjamin Netanyahu.

Esta discrepancia entre el primer ministro y su ministro de Relaciones Exteriores salió a la luz a pocos días de una visita crucial de Netanyahu a Estados Unidos para abordar el proceso de paz en Oriente Medio y la tensión vinculada con el programa nuclear iraní.

INSULTO PARA LIEBERMAN

‘Es un insulto a las normas de buena conducta comúnmente aceptadas y un golpe severo a la confianza entre el ministro de Relaciones Exteriores y el primer ministro’, dijo Lieberman en un comunicado, tras enterarse de la reunión secreta entre el ministro de Relaciones Exteriores turco, Ahmet Davutoglu, y el de Comercio israelí, Benjamin Ben Eliezer, en Bruselas.

Se trataba del primer encuentro israelí-turco a nivel ministerial después de que el 31 de mayo un comando israelí asaltara una flotilla que trataba de forzar el bloqueo de Israel a la franja de Gaza. Nueve turcos murieron en la operación.

El gobierno reconoció que Netanyahu accedió a un pedido del laborista Ben Eliezer, quien pidió mantener un encuentro extraoficial con ‘una personalidad turca’ en el que no habría participado el canciller israelí por ‘razones técnicas’.

Según el diario Yediot Aharonot, Lieberman acusó a Ben Eliezer de haberse ‘humillado’.

El apoyo de los 15 diputados del partido de Lieberman, el ultraderechista Israel Beitenu, es de suma importancia para la coalición de Netanyahu, pero el actual canciller es considerado intratable por gran parte de la comunidad internacional, que preferiría ver en su cargo a la opositora Tzipi Livni, del partido centrista Kadima.

El partido laborista también desearía que Kadima entrase en el gobierno para reequilibrar la coalición.

Lieberman, quien se muestra escéptico ante la eventual creación de un estado palestino independiente a corto plazo, reiteró ayer ser partidario de proseguir la colonización israelí en el territorio palestino ocupado de Cisjordania.

Bajo presión estadounidense, Netanyahu decretó el pasado otoño una moratoria de dicha colonización hasta fines de septiembre.

Para el periodista y politólogo israelí Akiva Eldar, Lieberman hizo estas declaraciones para tomar la delantera, por estimar que ‘Netanyahu será presionado por Washington’.