24 de Feb de 2020

Mundo

ONU y Cruz Roja piden a Siria traslado de enfermos

Las organizaciones humanitarias están tratando de evacuar de Madaya a unas 400 personas que necesitan atención sanitaria urgente

ONU y Cruz Roja piden a Siria traslado de enfermos
ONU y Cruz Roja piden a Siria traslado de enfermos

Los vecinos de la asediada localidad siria de Madaya, al noroeste de Damasco, recibieron los primeros 40 camiones de ayuda humanitaria, tras meses de asedio por el ejército y su aliado Hizbulá. Mientras, organizaciones humanitarias negocian la evacuación de 400 enfermos que necesitan atención médica.

El director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahmán, declaró a Efe que unas 300 personas han salido de la población, donde todavía quedan 400 pacientes enfermos pendientes de evacuación.

De acuerdo con declaraciones del activista Nasir Ibrahim a Efe, ‘hay 400 casos de enfermos en Madaya que necesitan ser evacuados inmediatamente para ser atendidos, entre ellos Manar Mahmud', una niña de diez años con síntomas aparentes de meningitis cuya vida peligra.

Por otro lado, el portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Siria, Pawel Krzysiek, que tuvo la oportunidad de acceder a Madaya, precisó que más que un hospital lo que hay en la población es un dispensario médico con camas insuficientes, por lo que algunos enfermos yacen en el suelo. ‘Hay personas en necesidad urgente de tratamiento', apuntó Krzysiek, quien precisó que su organismo ha identificado los casos de los que necesitan ser evacuados en primer orden.

‘Vimos muchas personas en la calle, algunas sonreían y nos saludaban con la mano, otras estaban demasiado débiles y cansadas', agregó.

Mientras, tras una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, el jefe humanitario de las Naciones Unidas, Stephen O'Brien, advirtió de que cientos de personas debían ser evacuadas inmediatamente de Madaya para recibir atención médica, pues podrían fallecer.

Desde el lunes, unos 44 camiones de CICR, el Programa Mundial de Alimentos de la ONU y de la Media Luna Roja se encargaron de trasladar la asistencia a Madaya.

Al mismo tiempo, otros 21 camiones llegaron a Fua y Kafraya, dos localidades chiitas cercadas por los rebeldes en la provincia de Idleb (noroeste), a más de 300 kilómetros de Damasco. Según lo previsto, estas tres ciudades y el bastión rebelde de Zabadani, cerca de Madaya, recibirán una o dos entregas más de ayuda en esta semana.

Los responsables de la ONU y del CICR que estuvieron en Madaya el lunes quedaron conmocionados por la miseria en la que viven los 42 mil habitantes de la ciudad sitiada.

‘Lo que vimos fue horrible, no había vida (...) Varios informes fiables aseguran que algunas personas murieron de hambre (...) Lo que vimos en Madaya no tiene comparación (...) con otras partes de Siria', contó el representante del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Sajjad Malik, por videoconferencia desde Damasco, según informa la agencia AFP .

‘Vimos a gente que está desesperada, con frío, con hambre, que casi ha perdido la esperanza de que al mundo le importe su situación y que demanda (...) a la comunidad internacional que haga todo lo posible para levantar los sitios', explicó Yacoub El Hillo, coordinador humanitario de la ONU en Siria.

En esta situación, la ONU ha llamado a todas las partes de la guerra en Siria a levantar los asedios sobre distintas localidades, alarmada por la situación que las agencias humanitarias se han encontrado al lograr entrar en ciudades como Madaya.

En otras noticias, las fuerzas gubernamentales reconquistaron la ciudad estratégica de Salma, que los rebeldes habían tomado en julio de 2012. Se trata de su mayor victoria desde que Rusia comenzó una campaña de bombardeos para respaldar al régimen de Bashar al Asad, a fines de septiembre.

En la provincia de Latakia, Salma, la cuna de la familia de Al Asad, se había convertido en un feudo del Frente al Nosra, la rama siria de la organización yihadista Al Qaeda.

En el ámbito político, el diario sirio Al Watan indicó que la próxima ronda de negociaciones para intentar poner fin a la guerra tendrá lugar, probablemente, el 25 de enero en la sede de la ONU.

==========

ASEDIO

Un convoy de 44 camiones llegó el lunes a la ciudad de Madaya.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), la Media Luna Roja y la ONU están negociando con todos los actores del conflicto para evacuar a los civiles de forma segura por tierra o aire. Alrededor de 400 personas están muy enfermas.

Otros 21 camiones llegaron a Fua y Kafraya, dos localidades chiitas cercadas por grupos rebeldes en la provincia de Idleb (noroeste), a más de 300 kilómetros de Damasco.