La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Mundo

Las dos Coreas celebrarán una cumbre, tras meses de tensión

Con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, en enero de 2017, Washington pasó a esgrimir una dura retórica de carácter bélico

El gobierno surcoreano buscará la desnuclearización de la península coreana en la cumbre del 27 de abril.

Las dos Coreas afrontan una cumbre histórica este viernes en la que esperan culminar el proceso de deshielo iniciado en el marco de los últimos Juegos Olímpicos de invierno. El encuentro se da meses después de que se alcanzaran unos niveles de tensión inéditos en la península.

Hace un año era difícil pensar que el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente del Sur, Moon Jae-in, acordaran sentarse en una misma mesa para tratar de instaurar la paz en la península y de que Pyongyang abandonara sus armas nucleares.

Con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, en enero de 2017, Washington pasó a esgrimir una dura retórica de carácter bélico, acompañada de sanciones contra Pyonyang.

Esto tuvo como respuesta una vorágine de ensayos armamentísticos norcoreanos, lo que a su vez desató el temor de una guerra inminente en la península coreana.

Todo cambió el pasado enero, cuando Kim tendió la mano al diálogo con Seúl durante su discurso de Año Nuevo, en el que anunció que su país estaba dispuesto a enviar una delegación a los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebraban en febrero en PyeongChang (Corea del Sur), reporta la cadena Efe .

En el proceso de acercamiento también jugó un rol importante la figura del presidente surcoreano, el liberal Moon, quien llegó al poder en mayo de 2016 con una actitud abierta a conversar con el Norte a diferencia de su predecesora, la conservadora Park Geun-hye, quien fue destituida y encarcelada por un escándalo de corrupción.

Pero esta disposición al diálogo no ha evitado que Moon se muestre favorable a las sanciones economicas sobre Pyonyang.

Los acercamientos impulsados por Moon, unidos a la disposición al diálogo del Norte y a la suspensión de sus pruebas armamentísticas desde finales de noviembre, florecieron en los Juegos Olímpicos de invierno, un evento cargado de gestos de gran valor simbólico hacia la reconciliación.

A partir de los juegos de invierno creció el número de acercamientos, entre los cuales destaca la invitación de Kim a Moon para celebrar una cumbre, así como la oferta del líder norcoreano de celebrar otra reunión con Trump.

Como muestra de su disposición al diálogo el régimen norcoreano puso fin a su programa de desarrollo de armas atómicas.

A su vez, el ejército surcoreano ha suspendido la transmisión de mensajes contrarios a Pyonyang a través de altavoces en la frontera común, una acción que tuvo igual respuesta por parte de su vecino del norte, reporta la agencia Xinhua .

De acuerdo al gobierno surcoreano el principal objetivo de la cumbre es la desnuclearización de la península coreana.

Jo Dong-joon, vicedirector del Instituto de Estudios para la Paz y la Unificación de la Universidad de Seúl, dice que ‘la desnuclearización no va a ser el principal tema de la cumbre; el principal va a ser el principio de desnuclearización en sí. Va a haber solo un acuerdo muy básico'.

Este ‘principio de desnuclearización' es uno de los cinco puntos del plan que Moon presentó ante el parlamento en noviembre para lograr la paz en la península coreana y se basa en la declaración conjunta que las dos Coreas firmaron en 1992.

En dicho documento se acordó, entre otras cosas, no poseer, probar, o producir armas atómicas y no operar instalaciones para producir uranio para dichas bombas.

Dividida por más de 60 años

Las dos Coreas, divididas desde hace de 65 años por una de las guerras más sangrientas de la historia, celebrarán este 27 de abril su primera cumbre en once años, un encuentro que abre la esperanza sobre una paz permanente en la península.

Tras la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Estados Unidos (EE.UU.) y la Unión Soviética se repartieron la Península de Corea, colonizada por Japón desde principios del siglo XX, trazando una línea divisoria a lo largo del paralelo 38.

Los soviéticos pusieron a cargo de Corea del Norte a Kim Il-sung y con él nació en septiembre de 1948 la República Popular Democrática de Corea (nombre oficial de Corea del Norte) y una de las dinastías de dictadores más longevas y peculiares de la historia reciente, que ahora encabeza su nieto Kim Jong-un.

La sangrienta Guerra de Corea comenzó cuando el ejército norcoreano invadió el Sur el 25 de junio de 1950, con el objetivo de reunificar un país dividido.

Las fuerzas de EE.UU. encabezaron una coalición de la ONU, para defender el Sur.

El conflicto duró tres años y acabó el 27 de julio de 1953 con terribles consecuencias humanitarias y la firma de un armisticio que volvió a fijar la frontera en el paralelo 38.