La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Mundo

‘En Europa experimentamos una gran colonización'

Opuesto al multiculturalismo y a la llegada de inmigrantes, Renanud Camus, se presenta como un activista que lucha contra el reemplazo cultural y étnico de Francia. Nos habla del fenómeno que ha definido como ‘Reemplazo Global'

Renaud Camus, escritor y presidente del Consejo Nacional de Resistencia, es conocido por popularizar la noción del ‘Gran Reemplazo', un llamado a combatir el cambio civilizatorio y cultural que, según este autor, ya se encuentra en proceso. La Estrella de Panamá conversó con Camus para conocer en mayor detalle sus posiciones al respecto de este fenómeno.

¿QUÉ SIGNIFICA EL ‘GRAN REEMPLAZO' CONCRETAMENTE?

Es una idea muy negativa por cierto. Gran Reemplazo, el cambio de personas, que implica el cambio de civilización, es el crimen de lesa humanidad por excelencia -si se atreve a decir- del siglo XXI. En palabras del poeta comunista caribeño Aimé Césaire, alcalde de Fort-de-France, en Martinica, es un genocidio por sustitución. Césaire, por supuesto, hablaba de otra cosa, el reemplazo de los caribeños en Martinica por personas de Francia, en su mayoría funcionarios franceses. Pero su fuerte frase se aplica aún más a la sustitución de los europeos por los africanos en Europa. El pesimismo sería lógico, por supuesto. La sustitución étnica ya está muy avanzada, y estamos luchando contra adversarios muy fuertes, no solo de los colonizadores sino de las personas que desean y organizan la colonización, y controlan los medios de comunicación, las escuelas y los tribunales; es decir, la mente de la gente.

¿ES UN FENÓMENO QUE OCURRE SOLO EN FRANCIA, EN LOS PAÍSES OCCIDENTALES O EL MUNDO ENTERO?

El reemplazo de la población ocurre principalmente en los países occidentales, Europa y América del Norte, aunque hay movimientos de inmigrantes en todo el mundo. Pero tan enorme como es el Gran Reemplazo, este es sólo una parte de un fenómeno aún más grande, lo que he llamado ‘Reemplazo Global'; el reemplazo de todo por otra cosa, algo más simple, más barato, estandarizado, normalizado, unificado, de bajo costo. El mármol por piedra, piedra por concreto, concreto por yeso, literatura por periodismo, periodismo por información, información por ‘fakenews', cultura por entretenimiento, música por variedad, pueblos indígenas por diversidad, diversidad por igualdad, Venecia por Venecia en Las Vegas, Las Vegas por Las Vegas en España, naturaleza y campo por el suburbio universal, suburbios por el barrio de chabolas, París por un barrio pobre, París por París en Pekín (mucho más seguro), europeos por africanos, hombre por mujer, hombre y mujer por robots, humanidad por correo. La humanidad, la familia del hombre por la materia humana indiferenciada, etc.

¿CUÁLES SON LOS ORÍGENES DE ESTE FENÓMENO?

El Replacismo Global tiene sus orígenes en la Revolución Industrial, pero la figura central de su historia es Taylor. Frederick Winslow Taylor, aunque es una figura intelectual de proporciones mucho más humildes que Marx, es para el Replacismo lo que Marx es para el marxismo. Los Principios de la Gestión Científica es el Das Kapital del Replacismo Global. Desde el punto de vista de los cinéfilos, el Replacismo es Metropolis + Modern Times + Soylent Green. Por supuesto, el discípulo más notable de Frederick Taylor fue Henry Ford, industrial altamente antisemita y gran admirador de Hitler. La admiración fue totalmente recíproca. Hitler tenía un retrato de Ford en su oficina en la cancillería y las fábricas alemanas de Ford estaban adyacentes a los campos de concentración. Los campos de exterminio eran, por supuesto, únicos, pero el universo de concentración había comenzado antes del nazismo (ver Metrópolis) y no terminó con él. El replacismo y el nazismo son parte de la misma historia, la de la deshumanización del hombre, su industrialización, se ha convertido en un producto al mismo tiempo que es productor y consumidor.

El Replacismo de hoy es uno de los dos totalitarismos gigantes que compiten por el dominio del mundo, el otro es, por supuesto, el islamismo. Esos dos son rivales, pero hay entre ellos, por el momento, una especie de alianza temporal monstruosa, una especie de largo pacto germano-soviético, como el pacto de no agresión de corta duración entre Hitler y Stalin en 1939. Replacismo e islamismo ambos piensan que pueden usar al otro para sus propios intereses, y de hecho lo hacen, aunque en ambos lados hay adversarios al pacto.

¿QUÉ EVIDENCIA POSEE PARA APOYAR QUE ESTE ‘REEMPLAZO' ESTÁ SUCEDIENDO?

Mis ojos. Mi corazón. Mi pena.

DE ACUERDO CON LA BASE DE DATOS DE LA ONU ENTRE 1990 Y EL 2017 LA POBLACIÓN EXTRANJERA EN FRANCIA AUMENTÓ UN 1.65%. ¿NO CREE QUE ESTOS DATOS MUESTRAN UNA AFLUENCIA LENTA Y GRADUAL DE INMIGRANTES?

‘El multiculturalismo no puede funcionar a gran escala cuando se trata de compartir un territorio dado, el territorio de una nación determinada',

RENAUD CAMUS

ESCRITOR FRANCÉS Y PRESIDENTE DEL CONSEJO NACIONAL DE RESISTENCIA

Más datos y suministros es sin duda lo último que necesitamos. Los datos y los suministros son los que más han mentido. Por un lado, en ningún momento de la historia un pueblo ha necesitado ciencia para decidir qué le estaba sucediendo. Los aztecas y los mayas no necesitaban la ciencia para que les dijera si los españoles los habían invadido o no. Panamá no necesitaba ciencia para decirle que pertenecía a España, a la Gran Colombia, a los Estados Unidos, o era un país libre e independiente. Los franceses no necesitaron ciencia, durante la ocupación anterior, para que les dijera que estaban ocupados por los alemanes. E incluso si, por algo extraordinario, un país necesitara ciencia para contarle lo que les está sucediendo, las últimas ciencias en las que Francia o Europa deberían confiar para decirles la verdad sobre su situación actual serían esas llamadas ‘ciencias sociales', que no solo han sido totalmente incapaces de decirles de antemano que iban a experimentar el fenómeno más grande en toda su historia, a saber, la migración masiva, la invasión, el ‘Gran Reemplazo', sino que fingirían que esas cosas no estaban sucediendo en el momento en que estaban aconteciendo justo ante los ojos de todos.

Las mismas llamadas "ciencias" o científicos también pretenderían -también con sus números como apoyo- que en las escuelas el nivel escolar estaba aumentando, con el resultado de que hoy en día el sistema educativo se ha derrumbado por completo y lo único que aún se enseña en las escuelas. Es el consentimiento a la sustitución étnica, o regocijarse por ello. El negacionismo clásico, la negación del Holocausto, no está completamente muerto, desafortunadamente, pero el negacionismo más activo hoy en día es el que pretende que el Gran Reemplazo, el cambio de personas y civilización en Europa, el genocidio por sustitución, no esté ocurriendo. La sociología y las estadísticas son para el Replacismo lo que la biología de Lyssenko fue para el estalinismo.

SEGÚN EUROSTAT, EN LA MAYORÍA DE LOS ESTADOS MIEMBROS DE LA UE, LA POBLACIÓN EXTRANJERA ESTÁ FORMADA POR CIUDADANOS DE TERCEROS PAÍSES, PRINCIPALMENTE DE LA ANTIGUA UNIÓN SOVIÉTICA.

La tragedia en Europa occidental no es la afluencia de ciudadanos del antiguo bloque soviético. Es el flujo permanente de un continente a otro, a saber, África, ya sea el norte de África musulmana o el África negra.

UNA SOLUCIÓN CON LA QUE USTED PROPONE RESOLVER ESTE DILEMA ES LA REEMIGRACIÓN O EL CAMBIO DE LOS FLUJOS MIGRATORIOS, ¿EXACTAMENTE CÓMO FUNCIONARÍA ESTO?

No hay otra solución a la invasión, colonización y ocupación extranjera de Europa que la reversión de la invasión, la descolonización, la salida de las fuerzas de ocupación. Ninguna colonización ha terminado sin la salida del colonizador. Y lo que estamos experimentando en Europa, independientemente de las negaciones, es una gran colonización. E incluso si costara una fortuna a los contribuyentes nativos, tendría que hacerse porque es una cuestión de vida o muerte para la existencia misma de la nación como nación, de la civilización como civilización, ya medio destruida. Pero no costaría una fortuna. Muy por el contrario, sería una oportunidad considerable para evitar gastos como en los "Planes de suburbios" imaginarios que no son más que tributos regulares pagados por los conquistados a sus conquistadores. Occidente es la primera civilización en la historia de la humanidad que paga una fortuna para diseñar y realizar su propia conquista, su propia sujeción y destrucción. Además, ahorrar el dinero del pagador de impuestos sería el mayor incentivo para la remigración. Si a los sustitutos no se les diera mucho dinero para hacer niños en Europa, no se les pagaba solo por estar allí, no se les ofrecían muchos privilegios legales, judiciales y financieros que se les niegan a los sustitutos, los indígenas de Europa, no lo harían. Vengan en primer lugar y no se quedarían. Cortar la oferta de dinero sería suficiente para comenzar la remigración.

¿EN QUÉ SE DIFERENCIA USTED DE MARINE LE PEN O DE GRUPOS MÁS RADICALES CON POSICIONES ANTIINMIGRANTES O INCLUSO RACISTAS?

Marine Le Pen y otros líderes de derecha o partidos políticos dicen que se oponen a la continuación de la inmigración, o que quieren controlarla mejor. Eso no tiene ningún sentido en absoluto. No tiene sentido decir que una invasión debe detenerse cuando ya ha tenido lugar. Al protestar contra una mayor inmigración se está actuando como en el gobierno de Vichy, durante la Segunda Guerra Mundial, enviando a Berlín una débil nota de protesta cuando los alemanes, después de dos años de ocupación de la Zona Norte decidieron ocupar también la Zona Sur. Las partes anti-inmigrantes de derecha dicen que no quieren más inmigración y con ello están aceptando implícitamente el statu-quo, es decir, la invasión de Francia, su colonización, la segunda Ocupación. Marine Le Pen llegó a decir que el Islam es perfectamente compatible con la República Francesa. En cuanto a mí, no veo razón para llamar al islamismo por su nombre de pila, el Islam. Y el Consejo Nacional de Resistencia Europea, del cual soy presidente, rechaza claramente el statu quo. Nos ubicamos en lo que llamamos 'The Clear Line' o la 'Ligne claire', es decir, lo que va desde el reconocimiento objetivo del Gran Reemplazo hasta el firme requisito de la Remigración. Cuando Argelia se independizó de Francia en 1962, inmediatamente decidió que no sería una verdadera independencia si el diez por ciento de la población fuera ajena a su cultura, idioma y religión. Los colonizadores franceses tuvieron que irse, a menudo después de cinco o seis generaciones. Ciertamente no defiendo la horrible brutalidad del proceso (se realizó en unas pocas semanas, no sin antes mencionar las masacres), pero estoy de acuerdo con la necesidad. Tenemos que salir de una vez por todas del período colonialista de la historia de la humanidad.

EN UNA ENTREVISTA MENCIONA QUE SU POSICIÓN SOBRE TRUMP ES MIXTA, ¿QUÉ ELEMENTOS CONSIDERAS POSITIVOS SOBRE ÉL Y QUÉ OTROS SON NEGATIVOS?

Los antecedentes sociales y culturales de Trump, por supuesto, están alejados de lo que yo consideraría deseable. Un billonario con una fortuna hecha en bienes raíces, y con el tipo de casas, gustos y maneras que tiene, debería estar en el centro mismo del ‘Replacismo Global'. Pero el hecho es, para mi gran sorpresa, y cualesquiera que sean sus razones, que no lo está. Él se resiste fuertemente al ‘Gran Reemplazo' en los Estados Unidos. Él observa el ‘Gran Reemplazo' en Europa y lo denuncia como una catástrofe, como lo hago yo. Apruebo mucho su política de migración. También me alegró mucho que decidiera trasladar la embajada de los Estados Unidos en Israel a Jerusalén, donde pertenece. Pero creo que su política medioambiental es un desastre. No solo se ha retirado del Acuerdo de París, sino que está destruyendo partes enteras del panorama estadounidense con pretextos económicos o laborales a corto plazo.

¿PUEDEN EXISTIR SOCIEDADES MULTICULTURALES O ES UN SUEÑO IMPOSIBLE?

Por supuesto que pueden existir, existen, pero no son un sueño, son una pesadilla. Pueden existir pequeñas sociedades multiculturales para la satisfacción general y el beneficio entre personas sofisticadas y altamente civilizadas en metrópolis mundiales como Nueva York, París, Londres o Viena en diferentes períodos, siempre que esté claro quién es el anfitrión, culturalmente y quiénes son los huéspedes bienvenidos. Pero el multiculturalismo no puede funcionar a gran escala cuando se trata de compartir un territorio dado, el territorio de una nación determinada, con diferentes pueblos, diferentes razas, con diferentes culturas, diferentes idiomas, diferentes religiones, diferentes niveles de estados económicos y culturales. Eso es lo que los líderes sabios de todos los tiempos, ya sean reyes, emperadores, presidentes o dictadores han querido evitar a toda costa a lo largo de la historia, porque sabían que siempre terminan en un desastre. En el Líbano, en Yugoslavia, llevó a la tragedia y la guerra civil; en otros lugares, como en Brasil, crea tensiones permanentes, peligro, inseguridad. El primer hombre que construyó un muro fundó la civilización. Y, por supuesto, es perfectamente contradictorio pretender luchar por la preservación de la biodiversidad animal y general, al tiempo que se promueve el fin de la biodiversidad humana, el mestizaje general, la desaparición de culturas y civilizaciones separadas, el triunfo planetario de igualdad, es decir, de falsedad, de imitación, de reemplazo. Nosotros, los ‘antireplacistas', los ‘antiinmigrantes', somos los únicos ecólogos coherentes.