Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Mundo

La Liga Árabe aplaude decisión de la CPI de investigar crímenes en Palestina

La Liga Árabe aplaudió este sábado la decisión ayer de la fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Bensouda, de pedir abrir una investigación por supuestos crímenes de guerra en Palestina

Palestina Gaza protestas 2018
Las investigaciones estaría ligadas a el actuar del Estado israelí durante las protestas de 2018 que dejaron más de 273 palestinos muertos y más de 16,000 heridosEFE

La Liga Árabe aplaudió este sábado la decisión ayer de la fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Bensouda, de pedir abrir una investigación por supuestos crímenes de guerra en Palestina y consideró que el anuncio es un reflejo de los deseos de la comunidad internacional.

"Esta decisión es un paso cualitativo importante que refleja la voluntad de la comunidad internacional, quien durante mucho tiempo condenó estos crímenes y pidió abrir una investigación", indicó el asistente del secretario general de la entidad panárabe para los Asuntos Palestinos, Said abu Ali.

Según un comunicado de la Liga Árabe, Abu Ali destacó que la comunidad mundial también llevaba tiempo llamando a interrogar a "la autoridad de la ocupación", en referencia a Israel, y a llevar a sus "responsables" ante la Justicia internacional.

La fuente insistió, en línea con la política habitual de la entidad, en la necesidad de poner fin a la "ocupación israelí" de los territorios palestinos.

La fiscal de la CPI considera que hay base para señalar al Ejército israelí con presuntos "crímenes de guerra" por su acción durante la operación militar en Gaza de 2014, como a las autoridades israelíes por transferir población civil de una población ocupante a un territorio ocupado.

Del mismo modo, pide ahondar en la investigación de los más de 200 palestinos que han muerto durante las marchas semanales de Gaza que comenzaron en marzo de 2018.

En relación al movimiento islamista Hamás, que gobierna de facto en el enclave, señaló que "hay bases razonables para creer que miembros de Hamás y de grupos armados palestinos" también cometieron crímenes de guerra, incluyendo ataques intencionados contra civiles.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, calificó la decisión de "sesgada e indignante".