Temas Especiales

07 de Jul de 2020

Mundo

Cohete Gran Marcha-5B permite a China construir estación espacial

El nuevo cohete, una variante del mayor cohete portador de China, el Gran Marcha-5, ayudará a expandir las actividades aeroespaciales de China

El nuevo cohete portador Gran Marcha-5B de China despega desde el Centro de Lanzamiento Espacial de Wenchang, en la provincia de Hainan, en el sur de China, el 5 de mayo de 2020
El nuevo cohete portador Gran Marcha-5B de China despega desde el Centro de Lanzamiento Espacial de Wenchang, en la provincia de Hainan, en el sur de China, el 5 de mayo de 2020.Pu Xiaoxu | Xinhua

La construcción de la estación espacial de China dio un paso más con el exitoso vuelo inaugural hoy martes de su nuevo cohete portador de grandes dimensiones, el Gran Marcha-5B. 

El Gran Marcha-5B fue desarrollado especialmente para transportar los módulos de la estación espacial, explicó Wang Jue, director en jefe del equipo de desarrollo del cohete de la Academia de Tecnología de Vehículos de Lanzamiento de China (CALT, por sus siglas en inglés) subordinada a la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China. 

El nuevo cohete, una variante del mayor cohete portador de China, el Gran Marcha-5, ayudará a expandir las actividades aeroespaciales de China, dijo Wang Xiaojun, jefe de CALT.

 El Gran Marcha-5B mide alrededor de 53,7 metros de longitud, con una etapa central de cinco metros de diámetro y cuatro propulsores de 3,35 metros de diámetro. El cohete usa combustible amigable con el medio ambiente, incluyendo hidrógeno líquido, oxígeno líquido y queroseno.

 Tiene una masa de despegue de alrededor de 849 toneladas y un empuje de despegue de alrededor de 1.078 toneladas. Comparado con el Gran Marcha-5, el Gran Marcha-5B tiene una etapa central menos pero un carenado más largo, que mide 20,5 metros de largo y 5,2 metros de diámetro, y es tan alto como un edificio de seis pisos, y cerca de ocho metros más largo de carenado que el Gran Marcha-5. 

El cohete Gran Marcha-5 se utilizará principalmente para el lanzamiento de grandes satélites a la órbita alta de la Tierra y sondas al espacio profundo como la sonda lunar Chang'e-5 y la sonda a Marte. El cohete Gran Marcha-5B principalmente llevará cápsulas de la estación espacial de China y grandes naves espaciales a la órbita baja de la Tierra, indicó la CALT.

 El cohete Gran Marcha-5B ha incrementado la capacidad de carga de China para la órbita baja terrestre, de alrededor de 14 toneladas a 22 toneladas, equivalente a la capacidad de transporte de un vehículo de lanzamiento líder alrededor del mundo. 

Con la más alta capacidad de carga de los actuales cohetes portadores de China, el Gran Marcha-5B permite el lanzamiento de grandes naves espaciales. Por ejemplo, cada módulo de la estación espacial de China pesará más de 20 toneladas, y sólo pueden ser llevados al espacio por el nuevo cohete. El equipo de investigación dedicó cerca de 10 años al desarrollo del nuevo cohete, logrando progresos en una serie de tecnologías clave, señaló quien encabezó el diseño del cohete, Li Dong. 

El Gran Marcha-5B tiene el más largo carenado de los cohetes portadores de China, especialmente diseñados para transportar los módulos de la estación espacial. Un proyecto de separación giratorio garantiza que el carenado se puede separar de las cargas con seguridad en el espacio. Para cumplir los requerimientos de encuentro y acoplamiento de los módulos, el cohete Gran Marcha-5B necesita ser lanzado dentro de una "ventana cero", lo que significa que el error de tiempo de lanzamiento debe ser menor a un segundo, dijo Li. Con una sola etapa central y cuatro propulsores, el Gran Marcha-5B tiene una estructura más simple y mayor confiabilidad que los cohetes de múltiples etapas. 

Sin embargo, esto requiere enviar las cargas directamente a órbita, lo cual es como un tren de alta velocidad que repentinamente frena y se detiene con estabilidad en una posición designada. Para eso, el grupo de investigación equipó al cohete con avanzadas tecnologías de guía, navegación y control para ajustar continuamente su trayectoria, dijo Li. El desarrollo del nuevo cohete portador también ayuda a tender las bases para la investigación y el desarrollo del vehículo lanzador de carga pesada de China, añadió Li. 

Este año habrá otros dos vuelos del gran cohete portador de China. Se espera que el Gran Marcha-5 lance la primera sonda a Marte de China en julio y la sonda lunar Chang'e-5 a finales de 2020 para recolectar muestras de la Luna y traerlas de vuelta a la Tierra. Este año también se conmemora el 50° aniversario del lanzamiento el 24 de abril de 1970 del primer satélite de China, el Dongfanghong-1, por el cohete Gran Marcha -1, el cual tenía una capacidad de transporte de apenas 173 kilogramos. China ha desarrollado más de 10 tipos de cohetes portadores para el envío de diferentes cargamentos a distintas órbitas en las últimas cinco décadas.