Temas Especiales

05 de Apr de 2020

Nacional

Biblioteca se cae a pedazos

COCLÉ. Se inician las fiestas patrias y la biblioteca pública José María Pinilla Urrutia, de Natá atraviesa por una serie de deficienci...

COCLÉ. Se inician las fiestas patrias y la biblioteca pública José María Pinilla Urrutia, de Natá atraviesa por una serie de deficiencias, entre ellas tiene en su parte frontal un asta que espera hace varios meses que se le cuelgue una bandera.

Desde hace varios meses la biblioteca funciona sin lucir el Pabellón Nacional, aunque ya le han solicitamos una bandera al Ministerio de Educación, pero todavía no llega, señaló la administradora Briseida Calderón. Se llegaron las fiestas patrias y es una pena que esto esté ocurriendo, recalcó Calderón.

LOS PROBLEMAS

La biblioteca confronta problemas con el sistema eléctrico en donde funciona una sola lámpara porque al momento de encender el resto de las luminarias ellas se queman.

Pedimos a las autoridades locales que nos cambien todo el sistema de electricidad de la biblioteca porque hay problemas y se nos pueden quemar los libros indica Calderón.

El sistema eléctrico según la administradora se construyó en 1999 y desde ese momento no se le ha brindado mayor atención.

También se pudo observar que los abanicos funcionan irregularmente, igual el sistema de aire acondicionado que necesita que se le asigne una partida para el mantenimiento que nunca ha tenido.

El lugar es muy incómodo sin las necesidades elementales para los estudiantes ya que no se soporta el calor por lo que también han solicitado una fuente de agua para los estudiantes.

La administradora dijo sentirse preocupada porque la biblioteca no tiene una seguridad en sus puertas, “tengo que acomodar algunos muebles detrás de ellas para que estén un poco más segura” reiteró.

Hemos llevado una solicitud al municipio de Natá para solicitar ayuda pero seguimos esperando.

Calderón dijo no entender porque la administración pasada eliminó el presupuesto que antes tenía la biblioteca para su funcionamiento.

La biblioteca necesita pintura, colocarle un lava mano, y cambiarle el inodoro, para cumplir con un horario de servicio de seis días a la semana.

Las deficiencias son ya conocidas por las autoridades locales pero la ayuda ha tardado en llegar.

RESPONDE EL REPRESENTANTE

Tomás Arrocha, representante del corregimiento de Natá, dice que recibió una solicitud de la administradora de la biblioteca sobre las carencias y ante la petición respondió que por ahora “solo tiene un pequeño apoyo que consiste en suministrarle insumos para aseo al local”.

Hay otras cosas que nos han pedido pero en estos momentos no tenemos la capacidad de dar, y hacemos ingentes esfuerzos para resolver el problema.

El apoyo es solo por este año, luego vamos a evaluar el nuevo presupuesto para ver en que otras cosas podemos apoyar dijo el representante.

El subsidio anterior que antes tenía la biblioteca de 50 dólares por mes será evaluado por la cámara edilicia de Natá para ver si se pueden sacar los recursos y destinárselos a ella afirmó.