22 de Feb de 2020

Nacional

Buseros hacían su “rally” la Cinta

PANAMÁ. “Considero que este señor debe ir preso porque es un asesino en potencia”, gritaba el alcalde de la capital Bosco Vallarino cuan...

PANAMÁ. “Considero que este señor debe ir preso porque es un asesino en potencia”, gritaba el alcalde de la capital Bosco Vallarino cuando tomaba fotos del diablo rojo accidentado.

El pánico crecía. Las personas que caminaban a mediodía ayer por la Cinta Costera intentaban entender cómo había ocurrido esta tragedia que tenía a al menos 35 personas (incluidos niños y ancianos) saliendo para las salas de urgencia de los hospitales Santo Tomás, San Miguel Arcángel y el Complejo Hospitalario Arnulfo Arias Madrid de la Caja de Seguro Social. Tres de éstos estaban hasta horas de la noche de ayer en estado crítico.

Minutos más tarde la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) anunciaba la causa de la tragedia: el autobús 8B-3388 se volcó porque el conductor perdió el control del vehículo.

El conductor del bus era Elvis Eliécer Guerra Sing, de 21 años, tenía licencia inadecuada tipo D, sin la facultad para manejar este tipo de vehículos. El director de la Policía Nacional, Gustavo Pérez, quien estaba realizando ejercicios en la Cinta Costera, vio que el diablo rojo venía “muy rápido”.

Jorge Ricardo Fábrega, viceministro de Gobierno y Justicia y director encargado de la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT), adelantó que las primeras investigaciones revelan que el accidente se dio por una regata entre dos autobuses de la ruta Panamá Viejo. “El conductor del otro bus bajó a los pasajeros y se dio a la fuga, pero en horas de la noche se logró ubicar”, dijo Fábrega.

Sobre las medidas a tomar para regular la velocidad en las calles, Fábrega sostuvo que no cuentan con un inspector para cada bus.

LE QUITAN EL CERTIFICADO

Demetrio “Jimmy” Papadimitriu dijo que el certificado del bus 8B-3388 fue cancelado y que el propietario pierde la compensación de $25 mil que el gobierno ha destinado para la salida de la vieja flota vehicular.