Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Nacional

‘Tortura es todo acto que implique un dolor grave’

l pasado 22 de septiembre, Panamá suscribió —en la persona del vicepresidente y canciller de la República, Juan Carlos Varela— el Protoc...

l pasado 22 de septiembre, Panamá suscribió —en la persona del vicepresidente y canciller de la República, Juan Carlos Varela— el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura, pero ¿conocerá la mayoría de los panameños lo que se entiende como tortura en Derecho Internacional? ¿Qué responsabilidades implica esa firma para el país? Esas interrogantes y otras más son respondidas por Hugo Lorenzo, director de la Asociación para la Prevención de la Tortura, de la que Panamá fue escogida como sede regional para toda Latinoamérica. Mientras terminan de acondicionar el local que ocupará en la Ciudad del Saber, desde hace seis meses Lorenzo está instalado en una pequeña y sencilla oficina en la Defensoría del Pueblo, en Calle 50, donde el ruido del transitado centro bancario traspasa las ventanas de vidrio. Lorenzo —quien reconoce que le gusta el calor de Panamá— disfruta un café mientras responde a La Estrella.

¿QUÉ ES TORTURA?

En el fondo la tortura es todo acto que implique un dolor grave físico o mental a una persona con cualquier finalidad, siempre que ese dolor sea responsabilidad directa o indirecta de un funcionario público y también cuando lo hace un particular con el consentimiento o la hostigación de un funcionario.

¿CÓMO SE ENTIENDE ESTO?

Esto a veces no se entiende mucho y entonces se dice, como cuando el marido le pega a la mujer, ¿no es tortura? No, porque la tortura es histórica y sociológicamente un tratamiento que le han dado los Estados a algunos de sus ciudadanos. Desde el punto de vista técnico del Derecho Internacional, no la puede hacer un particular. Si yo tengo la desgracia de pelearme con mi mujer y producirle un dolor grave, no es tortura porque estoy actuando como particular, no como funcionario público en representación del Estado.

¿DÓNDE Y CÓMO NACE LA ASOCIACIÓN PARA LA PREVENCIÓN DE LA TORTURA?

Nace en Suiza, hace 33 años, en 1977. Fue fundada por un banquero suizo llamado Jean Jacques Gautier. Se preocupaba mucho por los derechos humanos. Sufría por tan solo pensar en la tortura. Él creó primero el Comité Suizo contra la Tortura, que a los pocos años se convirtió en la Asociación para la Prevención de la Tortura (APT) porque de un organismo no gubernamental suizo pasó a ser internacional. La idea de Gautier era hacer algo antes que se produjera la tortura, porque ya habían varios organismos que la combatían.

¿EN DERECHO INTERNACIONAL, CUÁL INSTRUMENTO LEGAL NORMA CONTRA LA TORTURA?

Es la Convención contra la Tortura y otras Penas o Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes. Esa convención existe desde 1984 y en este momento tiene como 147 Estados partes. Panamá es parte de la Convención desde el año 1987 y ahora reciente firmó el Protocolo Facultativo, lo que nos llena de mucha alegría.

¿CUÁLES SON LAS RESPONSABILIDADES QUE ESO SIGNIFICA PARA PANAMÁ?

Panamá acaba de dar el primer paso, que fue firmarlo. Ahora el poder Ejecutivo tiene que enviarlo a la Asamblea Nacional para que lo apruebe o rechace. La idea es visitar en forma periódica o aperiódica y de sorpresa los lugares en donde las personas están privadas de su libertad. Para eso hay que contar con normas legales que apoyen. Entonces, para ello se inventó crear un tratado, que es el Protocolo Facultativo. Es facultativo porque los Estados partes de la Convención pueden o no ratificarlo.

¿VISITAN TODOS LOS CENTROS DE PRIVACIÓN DE LIBERTAD?

La privación de libertad es definida en el Protocolo como cualquier lugar de donde la persona no pueda salir por su propia cuenta. Entonces, usted va a encontrar que los funcionarios de Migración le van a decir que los indocumentados no están presos, sino que están alojados, porque no tienen papeles. Pero —realmente para el Protocolo— están privados de libertad. En esa situación también están los menores que fueron abandonados por sus padres y que están en una institución pública o privada, y también los infractores y personas retenidas en comisarías.

¿HAN TENIDO ALGÚN TIPO DE ACERCAMIENTO CON EL GOBIERNO PANAMEÑO?

Siempre estamos al servicio de todos los gobiernos del mundo para ayudarles. Realmente todavía no lo hemos hecho mucho porque tenemos nuestra sede aquí, pero trabajamos para los 20 Estados de América Latina. No siempre estamos aquí. La mayoría del tiempo estamos en diversos países.

¿HAN INVESTIGADO CASOS DE TORTURA EN PANAMÁ?

Nosotros no hacemos investigaciones. Lo nuestro es la prevención, ayudamos a capacitar a los que visitan los centros de privación de libertad, asesoramos a los Estados para que ratifiquen el protocolo y lo cumplan bien. El Protocolo establece dos tipos de órganos: el Subcomité de Prevención de la Tortura y el de Mecanismos Nacionales de Prevención. El primero es un órgano internacional; si Panamá llegara a ratificar el Protocolo, podría proponer un candidato para integrarlo.

ADEMÁS DE LA FIRMA DEL PROTOCOLO, ¿QUÉ ACCIONES CONCRETAS HA IMPLEMENTADO EL GOBIERNO PANAMEÑO PARA LA PREVENCIÓN DE LA TORTURA?

Dentro de muy poco, el Gobierno de Panamá presentará un informe al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas que hace un Examen Periódico Universal. Los Estados tienen que concurrir cuando son citados y llevar un informe para examinar la situación de los derechos humanos en cada país. Me he enterado también que el Defensor del Pueblo va a presentar un informe alternativo.

¿QUÉ LE HA PARECIDO PANAMÁ?

Ya lo conocía. Es un país muy lindo. Estamos muy contentos de estar aquí. Elegimos este país por tres razones: porque es un lugar equidistante en toda América, por el Hub de Las Américas en el Aeropuerto Internacional de Tocumen y por las ventajas que nos dio la Ciudad del Saber. Sin embargo, para todas las gestiones se necesitan recursos, no se puede ir a visitar un centro penal en un diablo rojo (ríe).

¿SE HA MONTADO EN UN DIABLO ROJO!

Sí (extiende la carcajada) algunas veces cuando tengo que salir de la Ciudad del Saber. Es difícil tomar un taxi de allá hasta el centro de la ciudad y si lo consigo, resulta muy caro por la distancia.