Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Nacional

Pacientes de cáncer piden a Salud analizar alimentos

PANAMÁ. Ofelina Suira, después de diez años, es una ‘paciente vigilante’ de cáncer. Ya no tiene células malignas en la sangre ni en las ...

PANAMÁ. Ofelina Suira, después de diez años, es una ‘paciente vigilante’ de cáncer. Ya no tiene células malignas en la sangre ni en las mamas. Cuando se lo detectaron porque algo le dolía, pensó que iba a morir, lloró mucho. ‘El cáncer central’ (por toda la mama) le complicaba el tratamiento y la cirugía. Es chiricana y allá un tío murió por esta enfermedad. ‘Cada día el Oncológico está más lleno’, dice, mientras espera que le den una rosa y le tomen una foto, una campaña que se realiza para que las mujeres pongan esa fotografía en un lugar visible de la casa y se acuerden del autoexamen.

Abdiel Samaniego espera en una banca de cemento del Instituto Oncológico Nacional (ION). Posa su mirada en un niño de unos quince, que apoya su mentón en la curva de una muleta. La pierna derecha tiene una cicatriz larga, el resto de la pierna está cubierta. ‘Hace tres años me operaron de la próstata y ya estoy bien, pero mi esposa está allá dentro en la cita, le sacaron un seno y le quedó rojo, tiene que dormir de lado y eso le duele. Venimos de Tonosí’, comenta Samaniego.

Maritza Barrera es de Aguadulce y participa como voluntaria de la campaña de prevención del cáncer en el ION. ‘Es una bendición que ya no tenga células malignas en las mamas, fue un acto de fe. Resistí 16 quimioterapias, 30 radioterapias y dos cirugías. Hace unos años, operaron a mi mamá de una masa y le pedí mucho a Dios que no fuera nada malo, que no le tocara a ella, que cualquier sufrimiento me lo pasara a mí’, expresa.

Estos son unos casos de los muchos que se atienden a diario en el ION, donde cada oncólogo recibe entre 25 y 30 pacientes que viajan de todo el país.

El chico se sube con la ayuda de una mujer a un bus de la Fundación del Niño con Leucemia y Cáncer. ‘Pobre muchacho, tan joven y sufriendo’, dice Samaniego.

Las historias de estos pacientes son similares, llevan como hilo conductor el dolor. Cuando se les pregunta qué dispara el cáncer, todos apuntan hacia una misma causa: la alimentación.

Isabel de Denis es una voluntaria en el ION. Recomienda dejar de comer carne roja, pollo, peces y mirar las legumbres que se comen ‘todas esas costumbres nos hacen daño’.

Suira piensa que el cáncer se multiplica por la alimentación, los químicos que utilizan en la producción de las papayas, los porotos, las legumbres, los químicos en la carne, el pollo y el cerdo.

Samaniego dice que es productor, ganadero, y que antes con medio galón de veneno bañaba 14 hectáreas, de tal manera que los tóxicos pasaban a las aguas. ‘Usted no se imagina, eso —el cáncer— por todos los pueblos está acabando con la gente, gente nuevecita se muere, las mujeres de los senos y los hombres de la próstata’.

Samaniego recomienda a los productores que usen abono orgánico. ‘Tú le dices eso a los productores y te quieren pegar, no toman conciencia del daño que hacen, a ellos les importa solo vender los productos y ya. Debiera haber algún instituto que revise la carne antes de venderse para ver si tiene químicos’, aseguró.

REGISTRO Y CONTROL

El oncólogo Roberto López, jefe de Servicios de Oncología de ION, señala que ‘lo que sabemos por estadísticas es que el cáncer tiene un aumento consistente, real, que las cifras aumentan en el mundo entero’.

Panamá, dice López, no escapa de esa realidad,

desde que se llevan registros de los casos, existen razones adicionales para pensar qué ha disparado la cifra del cáncer en el país. ‘Hace veinte años los registros no estaban adecuados y muchos casos del interior no se registraban. Al mejorar el conteo, obviamente, aumentan las cifras. La segunda razón es la difusión, la mayoría de la población conoce del cáncer. La gente se informa, muchas más personas se acercan a un médico para examinarse’, explicó.

López, con 20 años de experiencia atendiendo a pacientes con cáncer, recomienda a las personas que acudan a buscar atención médica porque hay muchos tratamientos.

PLAN NACIONAL CONTRA EL CÁNCER, UNA SOLUCIÓN A FUTURO

El 26 de agosto de este año, el Ministerio de Salud (MINSA) promulgó el Decreto Ejecutivo que crea el Plan Nacional contra el Cáncer. López dice que este plan debe contemplar principalmente educación, orientación y prevención. Esto es lo que debe incluir una política nacional contra el cáncer. Después de esto, es el manejo específico de la enfermedad.

‘Está muy demostrado que con campañas se logra prevenir. Hay dos ejemplos clásicos, el cáncer de cuello del útero que se previene con el examen a tiempo, ya casi no lo ves en los países desarrollados que con campañas hacen que las mujeres acudan a revisarse, cosa que acá hemos avanzado pero nos falta por mejorar’, menciona López .

El porcentaje de mujeres que se hacen los exámenes es todavía bajo, dice el médico. El otro caso es el cáncer de pulmón, el que ha disminuido debido a las campañas para dejar de fumar y a los decretos con los que se evita que la gente fume en lugares públicos.

Pese al incremento de casos, el 90% de los oncólogos del ION no atienden una sola especialidad de la enfermedad. ‘Nosotros estamos formando nuevos profesionales pero todavía tenemos que atender todos los tipos de cáncer’.