Temas Especiales

02 de Feb de 2023

Nacional

Semáforos, una solución a medias

PANAMÁ. Armando vive en San Antonio. Todos los días utiliza la vía Transístmica para llegar a su trabajo en Plaza Edison y se queja de q...

PANAMÁ. Armando vive en San Antonio. Todos los días utiliza la vía Transístmica para llegar a su trabajo en Plaza Edison y se queja de que antes, durante y después de la instalación de los llamados ‘semáforos inteligentes’, el dolor de cabeza por los tranques es el mismo. ‘El tiempo que invierto en la carretera para llegar a mi trabajo no ha cambiado’, contó Armando, quien además dice que ya se acostumbró a lidiar con ellos y simplemente se levanta más temprano.

En 2009, cuando se anunció el proyecto adjudicado a la empresa Telvent Tráfico y Transporte, S. A. por un valor de 22.3 millones de dólares, uno de los objetivos planteados por las autoridades era mejorar la movilidad vehicular, disminuir los tiempos de recorrido y reducir los accidentes vehiculares.

Pero sólo el último ha tenido efectos reconocidos por los usuarios y por la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT); el resto, es cuestión de discusión.

Jorge Ricardo Fábrega, director de la ATTT, sustenta que la efectividad de los aparatos está en la reducción de las colisiones en las intersecciones. Cifras proporcionadas por la entidad revelan que en 2010 ocurrieron 4 mil 613 colisiones menos que el año anterior. (Ver tabla).

Sobre la movilización del tráfico, Fábrega es más esquivo. Sostiene que se ha logrado segmentar; es decir, que se ha distribuido mejor el tráfico en la capital.

El proyecto, adjudicado a siete años, se encuentra en la segunda etapa y consiste en la operación y mantenimiento del sistema de 188 intersecciones. Pese a que el objetivo central es modernizar la gestión del tránsito en la urbe, todavía queda por conocer su efectividad.

Dionisio Ortega, presidente de la Cámara Nacional del Transporte (Canatra), es uno de los acérrimos críticos del plan de semaforización, está convencido de que de nada sirve implantar nuevas tecnologías en las avenidas si el problema del tráfico está en las infraestructuras. ‘Ese proyecto no ha mejorado en nada el tráfico’, ‘si no mejoran la estructura vial, nada cambiará’ son algunas de las expresiones emitidas por el dirigente transportista después de ‘luchar’ a diario con el tráfico en la capital.

El ex director de la ATTT Carlos Harris tiene otra percepción, pero apunta a la escasez de personal y herramientas que le permitan a las autoridades imponer sanciones a aquellos conductores que no saben conducir y ocasionen los tranques en las avenidas. ‘Hace falta vigilancia y sanción’, argumenta el ex funcionario.

Por su parte, Fábrega reconoce su debilidad en el tema y dice que el problema radica en que la entidad sólo dispone de 125 inspectores en todo el país sin la facultad de imponer multas. Para blindar el proyecto, incrementarán el número de inspectores y colocarán cámaras de vigilancia en las intersecciones de mayor tráfico.

Por el incremento del tranque en los próximos tres años mientras duren los trabajos de construcción de pasos vehiculares, las autoridades solicitan armarse de paciencia, salir más temprano y practicar la cortesía.